27.FEB Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Ana Esther Ceceña, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica en el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, afirma: “Con respecto a la militarización de los últimos tiempos, la batalla más importante la están ganando los poderosos en el terreno cultural, a través de una serie de mecanismos entre los que destacan los medios de comunicación.

Guillermo Giacosa,Opina.21
ggiacosa@peru21.com

Están ganando la batalla en la medida en que logran convencer de que el mundo es un lugar de competencia, de disputa, en el que tenemos que batirnos unos con otros para ocupar nuestro espacio, por lo demás, siempre incierto. Tenemos que competir entre nosotros por un empleo, por los planes de desempleo, por la seguridad social. Batirnos a muerte por ser incluidos en el reino de los explotados y precarizados, como si esa fuera nuestra utopía de mundo para el futuro”.

No pocos oyentes que llaman a nuestro programa diario en Radio Capital 96.7 FM (Noche abierta, de 9 a 11 p.m.) expresan la visión del mundo que señala Ceceña y que los medios han inculcado. Son muchos los que expresan un punto de vista más crítico pero, me pregunto, si la mayoría silenciosa no ha sido ya invadida y ganada por esta visión trágica de su propia existencia, por esta invitación al conformismo que renueva la visión fatalista que exitosamente ha postergado el desarrollo humano de vastos sectores de la población del planeta. La actitud casi gozosa de aceptarse como ciudadano de segunda categoría por sentirse incluido es una burla atroz a las inmensas potencialidades que encierra cada ser humano más allá de su color de piel, sexo, nacionalidad o cualquier otra característica natural o arbitraria que lo diferencie de los patrones que le otorgan estatus.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.