26.SEP Sábado, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“¿Por qué la justicia peruana no le ha echado el guante al señor Toledo? ¿Estamos esperando a que se refugie en Israel?”.

Las evidencias de lavado de activos contra Alejando Toledo son abrumadoras. Pero nuestra justicia no actúa. ¿Quién protege a Toledo?

¿Qué sabemos del caso? 1. El 2005, durante el gobierno de Toledo, se inicia la construcción de la Interoceánica Sur. A la IRSA Sur se le exime del SNIP, pues incluso con su presupuesto inicial de 800 millones de dólares no lo hubiera podido pasar. Peor aun, inusuales decretos permiten la participación de Odebrecht y el endeudamiento público para financiar la carretera. El costo final del proyecto se multiplica casi 3 veces gracias a 22 leoninas adendas en favor de Odebrecht, Camargo Correa y otras empresas.

2. El 2009, la Policía Federal de Brasil incautó una planilla de supuestos sobornos a un ejecutivo de Camargo Correa. En esta planilla, en la que figura el nombre “Toledo”, se consigna un pago de 91,667 dólares a una cuenta en Inglaterra. Hoy sabemos que esa cuenta era de una empresa de Josef Maiman, amigo íntimo de Toledo. Sabemos también que en junio de 2006 la cuenta recibió una transferencia por exactamente 91,667 dólares desde el Brasil. La cuenta de Maiman recibió otros 1.5 millones de dólares desde Brasil. El total de “propinas” en la planilla incautada superaba los 6 millones de dólares.

3. En el 2012 se forma Ecoteva con plata de Maiman. Las únicas inversiones conocidas de Ecoteva son una casa de 3.7 millones de dólares en Casuarinas, una oficina de 880 mil dólares, y la cancelación de hipotecas de Toledo por 490 mil dólares. Diferentes testigos afirman que Toledo participó directamente en la compra de las propiedades.

4. De acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el 2005 Odebrecht sobornó a un alto funcionario peruano a cambio de un jugoso contrato, que no sería otro que la Interoceánica. Las coimas de Odebrecht por este proyecto habrían ascendido a 20 millones de dólares entre el 2005 y el 2008.

¿Por qué la justicia peruana no le ha echado el guante al señor Toledo? ¿Estamos esperando a que se refugie en Israel?

La IRSA Sur es un elefante blanco que apenas ha aumentado las exportaciones por tierra al Brasil en 10 millones de dólares anuales. La pérdida que la IRSA Sur le ha generado al Perú supera largamente los 2 mil millones de dólares, con el agravante de que Odebrecht, Camargo Correa y sus socios siguen recibiendo plata del Estado. ¿Cómo pueden nuestras autoridades malgastar nuestro dinero y no sufrir ninguna consecuencia?

Muy bien que atrapen testaferros y pájaros fruteros. Pero los peces gordos siguen nadando a sus anchas en el mar de la impunidad.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.