24.SEP Jueves, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

El 2014 será recordado como el peor año de uno de los peores gobiernos de nuestra historia. Fue entonces que Humala hipotecó nuestro futuro.

Dos leones amenazan el bienestar social: los megaproyectos de Ollanta Humala y la corrupción de Lava Jato. Si PPK no los mata, los leones devorarán el crecimiento económico y nos dejarán atraso material y pobreza moral.

El 2014 será recordado como el peor año de uno de los peores gobiernos de nuestra historia. Fue entonces que Humala hipotecó nuestro futuro con los contratos del Gasoducto, Chinchero, Línea 2 y Talara. Humala convirtió un gasoducto de US$1,300 millones en uno de US$7,300 con ingresos garantizados para Odebrecht, financiados con los recibos de luz. Chinchero se hizo a corte y medida del concesionario, según Alfredo Thorne. La fortuna y el pueblo bien informado detuvieron el Gasoducto de Humala y Chinchero.

Pero es un asalto al ciudadano que Lima tenga que pagar US$6,620 millones por 35 kilómetros de metro mientras Santiago de Chile construye 37 kilómetros por US$2,760: sobrecosto de US$3,860 millones. La refinería de Talara no debería costar más de US$1,900 millones, pero se está haciendo por al menos US$5,400: sobrecosto de US$3,500 millones.

Es una vergüenza para el Perú que el FMI nos pida medidas enérgicas contra la corrupción. ¿Dónde está la estrategia del gobierno? Ahora que Barata ya no declarará más, ¿qué esperanza hay de que Alejandro Toledo responda por los US$20 millones de supuesta coima de Odebrecht? ¿Tendrán éxito los Humala en negar los US$3 millones que Marcelo Odebrecht asegura haberles entregado? ¿Será el acuerdo de inmunidad con Odebrecht, en la práctica, un acuerdo de impunidad?

Con los US$7,360 millones del sobrecosto de la Línea 2 y Talara se podrían financiar decenas de carreteras, obras de regadío y saneamiento, escuelas y hospitales. El agro, la manufactura y la construcción languidecen por falta de políticas sectoriales y presupuesto. ¿Con qué cara se puede negar aumentos de remuneraciones y pensiones a maestros, médicos, policías y militares? ¿Cuánto tiempo más esperaremos a que PPK deje de ser la gran continuación de Ollanta Humala?

La transparencia es fundamental. Parafraseando a Albert Einstein, si alguien es incapaz de explicar algo de manera sencilla, o es que no lo entiende o lo quiere ocultar. Muchas veces cuando se dice “es un tema técnico”, el ciudadano lo entiende como “alguien se quiere robar algo”.

Matar a los leones requiere coraje y decisión porque corruptos, lobistas enquistados y tontos útiles los defienden con denuedo. El endeudamiento irresponsable del siglo XIX nos costó Arica y Tarapacá. La farra fiscal de Velasco puso en riesgo la viabilidad de nuestro Estado en los ochenta. No más.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.