24.SEP Jueves, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“El robo al país no puede quedar sin castigo. La presión ciudadana debe forzar a nuestras autoridades a destruir el castillo de arena de la impunidad”.

Alejandro Toledo se burla de la justicia. Pero ¿por qué la acusación en su contra se ha demorado años permitiéndole salir del país?

Sabemos desde junio de 2015, gracias a la Policía Federal de Brasil, que Camargo Correa habría programado coimas para Toledo por IIRSA Sur. Se ha comprobado que se hizo un depósito de 91,667 dólares, parte de las coimas programadas, en una cuenta de Maiman. Con plata de Maiman se pagaron hipotecas de Toledo y compraron lujosos inmuebles. Toledo mintió varias veces sobre de dónde venía la plata para las compras. Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht coimeó con 20 millones de dólares por la IIRSA Sur.

Toledo y su equipo gubernamental impulsaron a toda costa la IIRSA Sur, actuando a la velocidad del rayo, valiéndose de decretos supremos, causándole cuantiosas pérdidas a nuestro país. Lejos de enfrentar su caso en el Perú, Toledo se pasea por París, sin mostrar el más mínimo arrepentimiento o apremio.

En un magnífico reportaje, Marco Vásquez de Panorama nos recuerda que los hallazgos de la Policía Federal no se limitan a Toledo. Camargo Correa también habría coimeado con cerca de 3 millones de dólares a seis personas por la planta de agua de Huachipa. Esta planta, que costó más de 800 millones, se caía a pedazos el 2015, apenas 4 años después de ser inaugurada con bombos y platillos.

Entre los coimeados por Huachipa estarían el ex ministro Hernán Garrido Lecca, el ex presidente de Sedapal Guillermo León, con un millón de dólares cada uno; el ex funcionario Umberto Olcese con 300 mil, y el finado viceministro Juan Sarmiento con 450 mil. Se ha comprobado que Camargo Correa depositó 55 mil dólares a una cuenta en Florida de un familiar de Sarmiento. ¿Por qué, si Camargo Correa hizo este pago ilícito dirigido a Sarmiento, no habría también materializado las coimas a Garrido Lecca, León y Olcese?

Ni bien se supo del supuesto financiamiento de OAS a Bachelet, la Fiscalía chilena ha solicitado asistir a las declaraciones del caso en Brasil. Ecuador y Estados Unidos han formado un equipo para castigar la corrupción de Odebrecht. República Dominicana ha multado a Odebrecht con 184 millones de dólares, el doble de las coimas detectadas. ¿Por qué no hay embargos cautelares contra Odebrecht o sus ejecutivos en el Perú si sabemos que sus activos son de cientos de millones de dólares?

El robo al país no puede quedar sin castigo. La presión ciudadana debe forzar a nuestras autoridades a destruir el castillo de arena de la impunidad. Es una oportunidad de oro para limpiar al Perú.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.