12.JUN Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Hay responsables del caos moral y de la inseguridad ciudadana que vivimos y que daña hasta a los que todavía no nacen. Que todos somos responsables, es mentira. El Estado debe cuidar la salud física y emocional de toda la población.

Carmen González,Opina.21
c.gonzalez@infonegocios.net.pe

¿Cómo vamos a ser honestos, tolerantes y solidarios si los que han sido elegidos para administrar el país históricamente han actuado como aves de rapiña del dinero público?

Nacemos con emociones constructivas y destructivas; los padres tienen que sensibilizarnos y apartarnos de la posición de animal depredador que solo piensa en su persona. Pero ellos no pueden hacerlo por dos factores: porque llenan de odio a sus niños al maltratarlos –como lo hicieron con ellos– y porque se llenan a diario de desesperanza y de impotencia al ver que se descubre un nuevo ‘faenón’ con el que se tapa el anterior. Miren al Congreso: cada grupo quiere desacreditar al otro pensando en las elecciones 2016, o la voracidad por llegar a la Municipalidad de Lima, como si fuera un botín. ¿Quién puede creer que los tres revocadores son unos limeñísimos, preocupados por buscar eficiencia en la comuna? ¿Y así nos sorprendemos de la delincuencia callejera? Esto no se arregla con más policías, sino con conciencia de enfermedad y con un programa de humanización integral.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.