14.ABR Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Savar

Casi tres semanas después del derrumbe del edificio de ocho plantas que albergaba fábricas textiles cerca de la capital de Bangladesh –que dejó 1,127 muertos y 2,438 heridos– el Gobierno del país decidió aumentar los derechos laborales en el sector.

La joven de 19 años encontrada ayer con vida entre los escombros del edificio de fábricas textiles que se derrumbó hace más de dos semanas se recupera en un hospital, pero tiene problemas para dormir y sufre de ataques de pánico, dijeron hoy los doctores a su cargo.

SAVAR (Reuters).– Una mujer de 19 años fue rescatada con vida entre los escombros de una fábrica textil de Bangladesh que se derrumbó hace 17 días, sorprendiendo a los trabajadores que seguían retirando cuerpos de las víctimas de un desastre que causó la muerte de más de 1,000 personas.

El derrumbe de un edificio que albergaba cinco talleres textiles en Bangladesh –cuya cifra de víctimas mortales ya rebasa las 800– ha dado dramáticas imágenes al mundo, pero una especialmente causa especial conmoción.

El derrumbe de un complejo textil a las afueras de Dacca el pasado 24 de abril, en el que se producía ropa para marcas internacionales, causó al menos 660 muertos, según los últimos datos divulgados hoy por la Policía de Bangladesh.

El número de muertos por el derrumbe de un complejo textil en Bangladesh, en el que se producía ropa para multinacionales aumentó a 543, mientras comienzan a aclararse las causas de la tragedia, informaron a la agencia Efe fuentes oficiales.

Nuevas detenciones se produjeron hoy en Bangladesh, mientras que los equipos de rescate intentaban sacar de bajo los escombros a supervivientes del edificio de talleres de textiles derrumbado el miércoles, tras el descubrimiento de otras 20 personas con vida en esta catástrofe que ya causó más de 340 muertos.

Equipos de rescate encontraron hoy a unas 50 personas vivas bajo los escombros del edificio de Bangladesh que albergaba talleres de confección que proveían a marcas occidentales y cuyo derrumbe el último miércoles dejó más de 300 muertos.

Hasta el momento, las víctimas mortales ascienden a 243, luego de que un edificio de ocho pisos se derrumbó en las afueras de Dacca, en Bangladesh, según el último recuento divulgado por la policía local.