17.JUN Lunes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Crímenes de odio

El Decreto Legislativo 1323, que sancionaba crímenes de odio (y que Perú21 analizó para saber si de verdad era “inconstitucional”, como argumentó el fujimorismo) fue derogado pese a la urgencia de su aplicación en el Perú.

El Decreto Legislativo 1323 que sancionaba los crímenes de odio fue derogado por el Congreso de la República, pero un nuevo proyecto está en camino.

Actualmente, los crímenes de odio —aquellos “actos criminales motivados por prejuicio basado en una característica protegida, como raza, religión, etnicidad, origen nacional, orientación sexual, género, identidad de género, discapacidad u otros estatus“— son considerados en la práctica como delitos comunes o crímenes pasionales.

No se da por vencido. El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, lamentó la decisión de la Comisión de Constitución del Congreso de modificar el decreto legislativo 1323, que tenía como objetivo endurecer las penas para los crímenes de odio, violencia de género y brindar protección a la comunidad LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales). Sin embargo, anunció que la próxima semana enviará un proyecto de ley para que se siga discutiendo este tema en el Parlamento.

El ministro de Cultura, Salvador del Solar, expresó su apoyo al decreto legislativo N° 1323, que proponía fortalecer la lucha contra el feminicidio, la violencia familiar y la violencia de género, pues la Comisión de Constitución del Congreso de la República recomendó hoy que sea derogado.

Líderes homofóbicos de la derecha religiosa estadounidense fueron invitados a nuestro país por el Congreso de la República, recinto donde han dado charlas en rechazo a los derechos de la comunidad gay y contra las políticas a favor de la unión civil entre personas del mismo sexo impuestas por varios países del mundo, entre ellos – precisamente – Estados Unidos.

Piden justicia para Joel Molero, joven gay descuartizado en Chachapoyas

El terrible crimen de Joel Molero, joven gay de 19 años que fue torturado, descuartizado e incinerado en Chachapoyas (Amazonas) ha generado la protesta de la comunidad gay, simpatizantes y activistas de grupos de derechos humanos, que piden que se haga justicia y se capture al artífice de este nuevo crimen de odio.

Cientos de personas marcharon hoy en Lima por el Día Internacional del Orgullo Gay. Los manifestantes pidieron que los crímenes de odio contra la comunidad LGTB (lesbianas, gays, transgénero y bisexuales) sean sancionados severamente.