24.JUN Lunes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Libia: Lanzamiento de misil en depósito de combustible produjo gran incendio

Enfrentamientos entre milicias rivales han sumido al país en un caos. Excombatientes se enfrentan por el control del aeropuerto de Trípoli.

Cohete causa incendio en un depósito de combustible en Libia. (AFP)
Cohete causa incendio en un depósito de combustible en Libia. (AFP)

Un enorme depósito de combustible se incendiaba esta mañana de forma incontrolada en la capital de Libia, en medio de fuertes enfrentamientos entre milicias rivales que han sumido al país en un caos a tres años de la rebelión que derrocó a Muamar Gaddafi.

Los combates por el control del cercano aeropuerto de Trípoli obligaron a los bomberos a retirarse del lugar y abandonar los intentos por extinguir el incendio, generado tras un ataque con misiles que causó la pérdida de millones de litros de combustible.

Los gobiernos extranjeros han observado impotentes cómo la anarquía se apodera del productor de petróleo del norte de África.

Las potencias occidentales han instado a sus ciudadanos a dejar el país, tras dos semanas de enfrentamientos entre facciones rivales de exrebeldes que causaron la muerte de casi 160 personas en Trípoli y la ciudad oriental de Benghazi.

Dos brigadas de exrebeldes que luchan por el control del aeropuerto internacional de Trípoli han intentado ganar posiciones lanzando misiles Grad y fuego de artillería durante las últimas dos semanas, convirtiendo al sur de la capital en un campo de batalla.

“(El incendio) está fuera de control. El segundo tanque (de combustible) fue impactado y los bomberos se retiraron del lugar debido a que los combates se reanudaron en la zona”, dijo Mohamed Al-Harrai, portavoz de la compañía nacional de petróleo.

En los tres años posteriores a la caída de Gaddafi, el frágil Gobierno de Libia y el incipiente Ejército han sido incapaces de controlar a los excombatientes que se oponían al líder, quienes se niegan a entregar las armas y siguen mandando en las calles.

Libia ha pedido ayuda internacional para evitar que el país se convierta en un Estado fallido. Las potencias temen que el caos se extienda a través de las fronteras, donde militantes y contrabandistas ya se benefician del comercio de armas.

Los excombatientes rebeldes han atacado varias veces el Parlamento y han tomado ministerios. Un excomandante rebelde que trabaja para el Estado se amotinó y bloqueó los puertos petroleros durante casi un año para exigir más autonomía para su región oriental.

La producción petrolera de Libia era de 500,000 barriles por día la semana pasada, cifra ligeramente inferior a los niveles anteriores, cuando el bombeo había comenzado a recuperarse tras el fin del bloqueo portuario.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.