04.MAR Lunes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

¡De película! Empleada del FBI se casó con un terrorista de Estado Islámico

Daniela Greene, de 38 años, viajó con mentiras hasta Siria para poder contraer matrimonio con Denis Cuspert, un rapero alemán convertido en reclutador del grupo terrorista.

Daniela Greene se casó en Siria con el reclutador de ISIS, Denis Cuspert. (CNN)
Daniela Greene se casó en Siria con el reclutador de ISIS, Denis Cuspert. (CNN)

La realidad supera a la ficción. Daniela Greene, una funcionaria del FBI, debía tan solo investigar a Denis Cuspert, un rapero alemán convertido en reclutador del Estado Islámico, (ISIS). Sin embargo, el amor se cruzó en su camino, y terminó casándose con él, según informó la web de CNN.

Ella era una traductora del FBI con un acceso de seguridad a información secreta. Greene viajó a Siria en 2014, para lo que tuvo que mentir a sus superiores, y se casó con el miembro de ISIS, a quien le habían asignado investigar.

No solo eso. De acuerdo con la corte federal, Daniela, violando la seguridad nacional, le avisó a Denis que estaba bajo investigación.

El rapero alemán fue puesto en el radar de las autoridades antiterroristas debido a su creciente influencia como reclutador en línea de violentos yihadistas.

En Alemania, Cuspert era conocido con el nombre artístico de Deso Dogg. En Siria, era conocido como Abu Talha al-Almani. Él elogió a Osama bin Laden en una canción, amenazó al ex presidente Barack Obama con un gesto de corte de garganta y apareció en videos de propaganda, incluyendo uno en el que estaba sosteniendo una cabeza humana recién cortada, precisa CNN.

Aún no se sabe por qué razón, Daniela, de 38 años, se dio cuenta que había cometido un error, a tan solo pocas semanas de haberse casado. Debido a esto huyó de regreso a Estados Unidos. Al llegar a suelo norteamericano fue detenida. Tras esto, ella se declaró culpable y aceptó colaborar con las autoridades.

Daniela Greene fue sentenciada a dos años de prisión federal y fue liberada el verano pasado. Esto generó preguntas de si Daniela recibió un trato favorable de los fiscales del Departamento de Justicia que la acusaron de un delito relativamente menor.

CNN trató de contactarse con ella para que contara su historia, pero se negó por seguridad de su familia. “Si te hablo, mi familia estará en peligro”, se limitó a decir Greene.

Sin embargo, su abogado Shawn Moore aclaró que Daniela estaba “genuinamente arrepentida” por sus acciones. Y que “ella era simplemente una persona bien intencionada que quedó envuelta en algo por encima de su control”.

Te puede interesar



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Tags:

FBI