23.ABR Martes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Cristianos egipcios fueron ejecutados por el Estado Islámico por no rechazar su fe

El viernes pasado, 29 personas, entre ellos varios niños, fueron ejecutados por el grupo terrorista.

Estado Islámico ejecutó a 29 cristianos egipcios por no rechazar su fe (Efe).
Estado Islámico ejecutó a 29 cristianos egipcios por no rechazar su fe (Efe).

Miembros del Estado Islámico ordenaron a los cristianos que acudían a un monasterio bajar del auto y rechazar su fe, declararon los supervivientes de la masacre del viernes pasado en Egipto.

“Les pidieron renegar de su fe cristiana. Uno a uno. Pero todos se negaron”, declaró el padre Rashed. Ante su negación, los islamistas les dispararon fríamente a la cabeza.

► “Atentado en Manchester: Terrorista llamó a su madre horas antes del ataque y le dijo perdóname

En total, 29 personas, incluido numerosos niños, murieron en este ataque reivindicado por el grupo islamista.

Más de 24 horas después, la emoción es palpable el sábado pasado en la catedral de Mar Morcosl, buciada en la pequeña ciudad de Bani Mazar, en la provincia central de Minia. La agencia AFP indicó que durante la misa algunos fieles se encontraban llorando por la tragedia.

Recuento de la matanza

El padre Rashed contó cómo el viaje hacia un monasterio situado a más de 200 km al sur de El Cairo se convirtió brutalmente en un drama. Según explicó, en el convoy de varios vehículos, viajaban obreros contratados para unas obras y fieles que tenían planeado pasar el día en el monasterio, como suelen hacer los coptos, una comunidad cristiana que representa cerca del 10% de los casi 92 millones de egipcios.

“Antes de ser asesinados, la mayoría de los hombres salieron de su vehículo, otros se quedaron a bordo del coche”, dijo el padre Rasehd. “Al parecer les pusieron de rodillas. La mayoría recibieron un balazo en la parte de atrás de la cabeza, en la boca o en la garganta”.

“Les hicieron bajar del autobús, les quitaron el carnet de identidad y el oro que llevaban, sus alianzas o sus anillos”, contó Maher Twafik, familiar de una de las víctimas.

Después “les pidieron pronunciar la profesión de fe musulmana”, antes de ejecutar a los que se negaron, añade Tawfik.

“No es nuevo para nosotros ser el blanco del terrorismo. Pagamos el precio de nuestro apoyo al ejército y al Estado”, declara Mina al Masri, quien viajó a su ciudad natal para los funerales de los padres de un amigo, muertos en el ataque. “Creo que habrá un baño de sangre para los cristianos”.

Hanan Fuad perdió a sus vecinos, una familia de seis personas de tres generaciones. “Va a volver a pasar. No pasa un mes sin que maten a cristianos”. La mujer declara que se debe a que “somos una minoría” y por ello son considerados “infieles” por los islamistas.



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.