21.JUL Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Armando Cavero: "Mientras una persona se acerca más a los 60 años, es más difícil ocupar puestos ejecutivos"

Managing Partner de AIMS International de Perú, Bolivia y Ecuador explica que la carencia de un MBA no termina siendo un factor descalificador para los candidatos a este tipo de cargos.

Armando Cavero, Managing Partner de AIMS International de Perú, Bolivia y Ecuador, indicó que la carencia de un MBA no termina siendo un factor descalificador para los candidatos, tanto como sí lo es el no hablar inglés fluido.

¿Cuáles son los canales más usados por las empresas para reclutar ejecutivos? ¿Se está viendo alguna tendencia?
Dependiendo del nivel de ejecutivo a reclutar. En las posiciones más altas, indudablemente las firmas de búsqueda de ejecutivos siguen siendo la forma elegida por las empresas grandes y medianas del mercado. No obstante, hay empresas que optan por contratar para ello a empresas de selección de ejecutivos, con lo cual convierten un proceso de investigación de mercado y de consultoría de negocios, en uno de obtención de información disponible en bases de datos o fruto de convocatorias vía medios impresos o digitales en todas sus formas.

La tendencia como un todo no ha cambiado mucho, depende más de la importancia o dificultad para cubrir el puesto para que la empresa decida ir en uno u otro sentido, y de cuán “clave” es el mismo para el éxito de la empresa. Cuando vemos una convocatoria ya sea por aviso en los diarios, LinkedIn o redes sociales, en ese momento hemos dejado de ver a un consultor en búsqueda de ejecutivos y estamos frente a uno de selección entre los currículos disponibles o de los que postulan al puesto convocado.

¿Es verdad que cada vez hay más preferencia por gente joven que por personas con mayor edad?
No hay preferencia absoluta por los jóvenes en puestos dirigenciales, posiciones de gerencia general y las que reportan a esas gerencias generales.

Podemos decir que para posiciones de alta responsabilidad, hay aun preferencia por la experiencia frente a la juventud a secas, aunque es verdad también que luego la edad comienza a jugar en contra. No hay números definitivos, pero conforme uno se acerca a los 60 años, la dificultad para ser considerado en un grupo de candidatos a posiciones ejecutivas es progresivamente mayor.

Los jóvenes son preferidos en posiciones de desarrollo e ingreso a diferencia de posiciones más de campo, en capas de la organización donde la actividad es más operativa que estratégica o dirigencial, es la expectativa de formarlos como cuadros de reemplazo ejecutivo desde dentro.

¿En qué sectores se encuentran los mejores sueldos o beneficios? Se ha visto una disminución de estos recientemente…
Creo que es razonable decir que hoy ya no existen industrias privilegiadas en cuanto a salarios o compensaciones totales anuales. Durante el boom de los metales, todos querían migrar a la minería por las utilidades que repartían entre sus empleados, situación que no se repite hoy. En términos generales, aparentemente los sueldos se han estancado, comparados con los aumentos que se vieron hasta el 2012 y probablemente 2013; no he visto estadísticas recientes, pero creería yo que están iguales, quizás algo menores, que en el 2014.

¿Hay exigencias puntuales en habilidades, idiomas, maestrías, u en otro factor?
Nuevas, ninguna para los ejecutivos de alto nivel. Lo que sí es a veces un descubrimiento para el común de las gentes es que para posiciones altas, gerencias generales y las inmediatas inferiores a ella, la carencia de un MBA no termina siendo un factor descalificador para los candidatos, tanto como sí lo es el no hablar inglés fluido. En este contexto, menos del 10% de nuestros clientes exigen un MBA a nuestros candidatos a posiciones de primer nivel, mientras que casi el 90% de ellos nos exige el inglés fluido para que nuestros candidatos finalistas sean considerados válidos.

¿Se han dado nuevos giros en el sector?
Existe una nueva tendencia en la incorporación (y por ende, búsqueda) de directores independientes. Por ejemplo, la SBS acaba de demandar a las AFP a incorporar obligatoriamente en número de dos directores.

Existe un grupo determinado de directores independientes profesionales en el Perú como en otras partes del mundo, y creo que estos comenzarán a aumentar en número, pues no es razonable ni conveniente que una misma persona participe en demasiados directorios a la vez, poniendo en riesgo su capacidad para enfocarse debidamente o terminar “cruzándose” entre los intereses de diversos de grupos económicos o accionistas comunes. Por simple lógica, existe un límite para participar de muchos directorios de manera eficiente.

Espero, entonces, que la aparición de nuevas necesidades para cubrir estos cargos, amplíe el número disponible en el mercado de directores independientes profesionales, pues en efecto hay ejecutivos independientes plenamente identificados por las firmas, con capacidad y plena disposición.

Por Alberto Mendieta (alberto.mendieta@peru21.com)


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.