02.JUN Viernes, 2023
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

El presidente Humala se debe de estar sintiendo como alguien que luego de una noche de exceso todavía no está seguro de lo que ha pasado. Incluso, a medida que se vaya despertando irá notando cómo en el camino ha quedado desperdigado la mitad del nivel de popularidad que durante meses había ganado.

Fritz Du Bois,La opinión del director
director@peru21.com

En realidad, era evidente que la aprobación tan alta que había alcanzado, luego de la fase oral en La Haya, lo tenía mareado al mandatario. Más aun, cometió error tras error, sin siquiera pausar para reflexionar en el daño que se estaba causando.

Así, en primer lugar empezó a mostrarse abiertamente a favor de eliminar la restricción que impide a su esposa candidatear y poder sucederlo en el cargo. Luego se fue a la Antártida con sus hijas y rehusó cortar el viaje familiar para ir a la inundada Arequipa a visitar a los damnificados. Además, se dedicó a atacar a todos sus críticos desde políticos de oposición hasta medios de comunicación utilizando un lenguaje inapropiado que la población masivamente ha rechazado.

Finalmente, se ha negado a realizar cambios en el manejo de la seguridad ciudadana, pese a que todo el país se lo está demandando dado que no ha logrado ningún resultado. Sin duda, es en este tema donde Humala más ha decepcionado.

Por otro lado, lo más preocupante es que esta pérdida de popularidad está ocurriendo ad portas de tener que enfrentar otra ofensiva de los anti mineros, quienes quieren abrir nuevos frentes este año. Recordemos que los puntos más bajos en la aprobación de Humala, en lo que va de su mandato, se dieron cuando no tuvo capacidad de respuesta en Conga ante los ataques de Santos. Sin duda, lo último que necesitamos es entrar a la temporada anti minera con un gobierno debilitado.

Así que haría bien el mandatario en enfocarse en los temas de fondo y dejar la displicencia de lado. En todo caso, ahora ya no tiene motivo alguno para mirar a las encuestas y andar celebrando.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.