23.FEB Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

A esta altura ya no queda duda de que el principal proyecto de la pareja presidencial es quedarse en Palacio cuando termine este mandato. Todo el esfuerzo de la maquinaria gubernamental está claramente enfocado en lograr que Nadine Heredia sea la sucesora del actual mandatario.

Fritz Du Bois, La opinión del director
A esta altura ya no queda duda de que el principal proyecto de la pareja presidencial es quedarse en Palacio cuando termine este mandato. Todo el esfuerzo de la maquinaria gubernamental está claramente enfocado en lograr que Nadine Heredia sea la sucesora del actual mandatario.

Así tenemos que ella está permanentemente presente en los medios, inaugurando a diario un Wawa Wasi o algún oscuro seminario. Más aun es siempre la protagonista de los eventos y los ministros a cargo aparecen, a un lado, simplemente acompañando.

Incluso una ceremonia protocolar, como el lanzamiento del año de la quinua, opacó cualquier otra noticia del día – incluyendo el asesinato en la notaría– en los medios oficialistas. En realidad, el ver la misma portada en varios diarios nos hizo recordar las primeras planas coordinadas de la última campaña electoral. ¿Será que la próxima contienda presidencial ya se ha iniciado?

En todo caso el más evidente rasgo chavista que los Humala-Heredia continúan mostrando es la obsesión por entornillarse en el cargo para lo cual estarían estudiando la forma como otros en el vecindario lo han logrado.

Estuvieron primero con Cristina Fernández, a quien su esposo le preparó el camino para reemplazarlo, quedando él detrás del escenario. Si bien su muerte no estaba en el libreto que había preparado, de cualquier manera represento un gran impulso para su viuda al generar un sentimiento de pena en el electorado, del cual deben de estar tremendamente arrepentidos los argentinos ante los desastrosos resultados del actual mandato.

Luego han evaluado ‘in situ’ la estrategia de Lula de aumentar el gasto social para ser reelegido, así que seguro el próximo año se incrementara considerablemente el presupuesto de los programas sociales que este gobierno ha creado.

Pero lo más preocupante es que a medida que vayan al norte el lado más oscuro del chavismo empieza a ser mostrado. El recientemente reelecto Correa ha intimidado a punta de amenazas y juicios, con un poder judicial totalmente allanado, tanto a la oposición como a los medios de comunicación. Complementando la matonería con una política insostenible de subsidios para comprar su reelección. Mientras en el caso de Chávez, a todo lo anterior hay que sumarle la manipulación más escandalosa y grosera que se haya visto de una constitución.

Así que las amistades de la pareja presidencial son peligrosas y pueden influenciarlos. De hecho el lenguaje de cantina que usan sus colegas del norte ya se le pegó al mandatario en la manera tan poco elegante con la que se viene refiriendo de su predecesor en el cargo.

Al final los peruanos ya nos estrellamos una vez con una reelección y por ello es poco probable que repitamos el error. Sin embargo sería criminal que una obsesión nos termine descarrilando y nos haga perder una gran oportunidad para desarrollarnos. La señora tiene que esperar su turno, como cualquier otro ciudadano.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.