28.FEB Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Conocido como equinococosis, es un mal parasitario grave causado por vermes de cestodos.

Adolfo Guevara,Opina.21
aguevara@peru21.com

Conocido como equinococosis, es un mal parasitario grave causado por vermes de cestodos. Es provocado por larvas de echinococcus granulosus. Un mamífero –vaca, toro, oveja, carnero o camello– se infecta al comer pasto contaminado con heces que contienen larvas; luego, un perro que cuida el ganado las ingiere y las defeca. Aquí aparece el ser humano que, al jugar con el can, contrae los huevos del parásito (oncosferas), los que atraviesan la barrera intestinal y viajan por la sangre. En 75% de los casos se alojan en el hígado para hacer un quiste hidatídico hepático; en 24% van al pulmón y forman lo mismo en ese órgano; en menos del 1% van a otras partes. El paciente, generalmente, presenta síntomas años después de infestarse. Estos quistes suelen dar molestias al superar los 8 cm de diámetro, dependiendo de su localización; si miden menos de 5 cm, pueden recibir tratamiento médico; si miden más y no dan signos, se les puede observar. Si el paciente refiere molestias, es conveniente una cirugía. Hoy, los quistes hidatídicos hepáticos pueden tratarse por laparoscopia, dependiendo de su ubicación.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

ver más
Más sobre Opina.21