24.JUL Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Julio Favre y Carlos González –que en paz descansen– fueron dos empresarios exitosos y –sobre todo– muy valientes. Los dos fueron líderes de opinión muy respetados. Ambos enfrentaron al terrorismo con entereza y valor y, a diferencia de los que optaron por dejar el país en pos de seguridad, ellos lo confrontaron cara a cara y lo vencieron rehaciendo sus empresas y sus sueños.

Fernando Cilloniz,Al.Mercado
fcilloniz@peru21.com

Carlos, con sus hoteles en el nororiente peruano, y Julio, con sus empresas avícolas y acuícolas en la costa norte, hicieron mucho por muchos peruanos. Sirvieron al Perú con dedicación y cariño. Me tocó acompañar efímeramente a Julio en Forsur, y puedo dar fe de su frustración de querer pero no poder ayudar a los damnificados del terremoto de 2007. Esa fue una de las principales causas de la indignación de Julio Favre ante la apatía, la incompetencia y la corrupción. A pesar de ello –al igual que Carlos González–, nunca dejó de tirar para adelante.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.