28.FEB Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

"La música de nuestros días es más efímera"

“La industria de la música nada tiene que ver con la creación musical. Las emociones y los sentimientos no tienen formato”, nos dice el líder de Café Tacvba.

Foto: Difusión.
Foto: Difusión.

Emmanuel del Real,Músico
Autor: Gonzalo Pajares.
gpajares@peru21.com

Si hay una banda fundamental y vigente en el rock en español esta es Café Tacvba. Estos mexicanos revolucionaron, con su disco Re, el panorama del rock latinoamericano y, a pesar de haberlo lanzado hace 20 años, el disco sigue sonando tan fresco como entonces. La banda regresa a Lima para presentar El objeto antes llamado disco, donde demuestra que su talento está pleno. Mañana se presentan en el Centro de Convenciones de Plaza San Miguel. Los previos hágalos leyendo esta charla con Emmanuel del Real, uno de sus compositores. Entradas: Tu Entrada.

La revista Rolling Stone afirmó que Re era el disco más importante del rock latinoamericano…
Nuestra función es hacer música, y serán el público, la crítica y, sobre todo, el tiempo quienes sitúen nuestro trabajo en el lugar que le corresponda. Lo que sí es claro es que el Re nos sirvió para dejar en claro nuestras ideas musicales, nuestra filosofía.

Como melómano, ¿tendrías el Re en tu discoteca?
Claro, es un gran disco. Sin embargo, en términos personales Revés nos ayudó, más allá del resultado artístico, a solucionar algunos problemas internos de la banda. El solo hecho de que no tenga líricas muestra que, por entonces, no teníamos discurso.

Revés fue un disco que le gustó mucho a la crítica, pero que no resultó masivo…
Nuestra preocupación es decir algo como banda, ser coherentes, entusiasmarnos, excitarnos con nuestra música y no perder la química que nos mantiene unidos. Obviamente, deseamos que a nuestros discos les vaya bien y, claro, que la gente vaya a nuestros conciertos (ríe).

¿Les interesa la crítica?
Nos interesa todo: la gente y las buenas y las malas críticas. Sin embargo, solo las tomamos en cuenta cuando el disco está en la calle, no cuando desarrollamos nuestro trabajo creativo. Yo quiero creer que al componer estamos libres de presiones. El día que trabajemos tratando de satisfacer a alguien habremos muerto como banda.

¿Qué tan grande son sus pretensiones al momento de expresarse?
Nuestra filosofía es ser nuestros propios portavoces. Hablamos acerca de lo que nos interesa y, cuando estamos juntos, le damos forma, sentido. Allí se manifiesta nuestra relación con la gente, con nuestra geografía y con nuestra sociedad, y también nuestros cuestionamientos sociales, políticos y emocionales, pero no pretendemos ser los portavoces de una generación o de una cultura.

¿La voz de Café Tacvba es mexicana o latinoamericana?
Nuestro pasaporte dice que somos mexicanos. Pero, así como el mundo es diverso, también los es nuestro país, donde hay muchas culturas, muchos pequeños núcleos que no pueden ser encasillados. Hemos tenido la suerte de conocer a mucha gente, de muchos lugares distintos. Ellos nos han hecho diversos, han ampliado nuestros horizontes y nos han dado nuevos vehículos de expresión: vitales y musicales. No quiero decir que somos universales, pero sí que somos de donde la música nos ha llevado.

Siento que siempre les da ganas de hacer política…
La música es nuestra vía de comunicación y nuestra vida. Allí están plasmadas nuestras ideas, nuestras frustraciones, nuestras experiencias, nuestros amores. A través de ella hablamos de lo que somos y de lo que está a nuestro alrededor… y cuando las desigualdades son tantas, uno no tiene más opción que expresarse.

¿Para qué es la música de Café Tacvba?
Para que nos desahoguemos como creadores y en la más amplia libertad. Si a través de ella logramos que la gente se emocione, llore, grite, piense, ría, proteste, critique, cuestione y baile, nos sentiremos más satisfechos, pero no menos libres ni creativos.

La industria musical está en crisis, los formatos se han renovado, pero la música, felizmente, se mantiene…
La industria de la música nada tiene que ver con la creación musical. Felizmente, las emociones y los sentimientos no tienen formato. Estos podrán cambiar miles de veces, pero no nos afectará mientras la música siga fluyendo del alma y de la mente de sus creadores. Hoy la vida fluye más rápido y cada vez se hace más difícil escuchar discos completos, pareciera que la música de nuestros días es más efímera. Sin embargo, nosotros decidimos lanzar El objeto antes llamado disco por una cuestión romántica, sin pensarlo mucho y porque eso fue lo que nos salió.

¿Cómo es su conexión con Lima, con el Perú?
La cultura peruana se asemeja mucho más que otras a la mexicana. Somos naciones mestizas, convergentes y, por eso, simpatizamos de inmediato. Además, en Perú se come delicioso: ustedes tienen la mejor cocina de todo el continente (ríe). Además, apreciamos mucho la música andina. Por eso, en el Perú nos sentimos como en casa.

AUTOFICHA

- Sea uno médico, deportista o músico, siempre hay que estar comprometido con nuestro lugar, con los que nos rodean. Esto no significa dejar atrás la crítica.

- Todo lo que decimos lo sentimos y lo pensamos. Si algo resulta panfletario, lo asumimos, porque quizás en esa circunstancia se hace necesario.

- El amor está en todos lados y nos amalgama como seres humanos. Sin amor no existiríamos. Por eso, siempre será recurrente en el arte, en nuestra música.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.