20.JUN Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Casi todos los parlamentarios han demostrado una cualidad excepcional para no darse cuenta cuando se han equivocado. En el aumento disfrazado de salarios tuvieron la posibilidad de replegarse cuando fueron descubiertos con las manos en la masa y denunciados por este diario.

Fritz Du Bois,La opinión del director
director@peru21.com

Sin embargo, no lo cancelaron.

Posteriormente, cuando la presión del soberano parecía insoportable, tuvieron otra gran oportunidad de archivarlo, pero decidieron zurrarse en el electorado. Para, finalmente, ‘dejarlo sin efecto’ pocos días más tarde ante la evidencia del enorme daño que se estaban causando con la mayoría de peruanos sintiéndose indignados.

Más aún, todas las bancadas que inicialmente habían aprobado el incremento hacían ayer cola para criticarlo, indicando que, pensándolo mejor, ahora querían rechazarlo. Al final, este episodio ha sido un gran fiasco y el Congreso ha quedado aún más desprestigiado. No habrían podido lograr peor resultado aunque lo hubieran, cuidadosamente, preparado.

En el camino han quedado frases célebres, como la de un vicepresidente del Parlamento instando a la población a revocarlos si es que sus sueldos no eran incrementados. Lamentablemente, el mecanismo está limitado a gobiernos locales y regionales, no incluye a parlamentarios, por lo que ese congresista no conoce la legislación o, simplemente, estaba tratando de engañarnos. Luego hubo otro vicepresidente que dijo que este Congreso era barato, aunque asumo que no estaba pensando en el nivel intelectual de sus colegas, sino en alguna comparación sobre la que estaba elucubrando.

En realidad, si el Legislativo quiere reformar la política salarial del Estado –con lo cual concordamos–, debería plantear una solución integral que abarque a todo el millón de asalariados. Lo que no pueden hacer es presentar como reforma lo que no era otra cosa que un flagrante intento de abusar de su posición de privilegiados.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.