18.JUL Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Estamos seguros de que la pareja presidencial debe de estar maldiciendo el día en que se le ocurrió la idea de tratar de copiar a Chávez y crear una PDVSA peruana retornando el petróleo a un monopolio del Estado. En realidad, no pueden haber sido peores los resultados. Así tenemos que en poco más de un mes, desde que el episodio Repsol explotó, el mandatario ha perdido 14 puntos de aprobación.

Fritz Du Bois,La opinión del director
director@peru21.com

Más aún, después de un año nuevamente es mayoritario el porcentaje de la población que lo está desaprobando. Mientras que nunca ha sido tan baja la popularidad de la primera dama, aunque es cada vez mayor el número de los que creen que ella es quien realmente nos está gobernando.

Incluso considerando el esfuerzo que ambos vienen realizando desde el inicio del mandato para aumentar su aprobación, el impulso o reflejo intervencionista que tuvieron les ha hecho perder meses de trabajo. Para colmo, el rechazo a una eventual reelección conyugal continúa aumentando.

Por otro lado, los encuestados creen que es perfectamente factible que recobren la confianza del sector privado siempre y cuando se mantengan en el rumbo adecuado. Sin embargo, la creciente sensación de que la economía se está enfriando los obliga con urgencia a ser más activos en entregar concesiones y en promover inversiones para que tanto consumidores como empresarios recobren el entusiasmo.

En todo caso, deberían reaccionar con tranquilidad ante el colapso en los sondeos de opinión y tomarlo como una lección. Ahora ya tendrán claro el costo de intentar desviarse de la ‘Hoja de Ruta’ ya que al electorado no le gusta que traten de engañarlo.

Finalmente, Toledo también debe de estar arrepentido de las propiedades que ha comprado. Pocas veces se ha visto a un líder de oposición con tan abrumador nivel de desaprobación, y su futuro político es bastante incierto dado que el 78% cree que está mintiendo. Sin duda, las malas ideas terminan costando caro.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.