20.JUL Sábado, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

El sistema político peruano ha sido capturado por quienes deberían de ser sus servidores, sus empleados.

Fritz Du Bois, La opinión del director
El sistema político peruano ha sido capturado por quienes deberían de ser sus servidores, sus empleados. Así, tenemos que tanto la burocracia en los órganos electorales como los legisladores no parecen estar pensando en otra cosa que no sea reducir su carga de trabajo e incrementar las posibilidades de perpetuarse en el cargo. En esta versión política del club de Toby no hay discriminación por género. Los únicos que están marginados son los que quieren servir al ciudadano.

Vemos que se niegan a darle más poder al electorado, por lo que está descartada tanto la revocatoria como la renovación por tercios para los parlamentarios. Pero, como tienen temor de que les ganen la curul por puesta de mano, sí están dispuestos a iniciar un cambio legal para desaparecer el voto preferencial. De esa manera evitan la competencia y limitan la capacidad de elección del ciudadano, pero las cúpulas partidarias logran empleo asegurado. Luego, como ser simplemente un congresista no suena muy sofisticado –mientras que el senador tiene un aire a tribuno romano–, también están planteando restablecer el Senado, aumentando con ello las posibilidades de no quedar desempleados.

Sin embargo, para poder lograr el sueño del cargo perpetuo se requiere contar con un electorado que llene las cédulas sin haber reflexionado. Por ello se oponen al voto voluntario, obligando a millones de peruanos a tener que hacer largas colas o caminar por horas para sufragar, cuando no están interesados y únicamente lo hacen para evitar ser multados. El derecho del ciudadano a decidir libremente si desea o no votar está siendo pisoteado en favor del actual aparato político y burocrático.

Al final, todas las propuestas que hay en el Congreso sobre reforma política y electoral son exactamente lo contrario a lo que están demandando los ciudadanos. No hay duda de que en el club de Toby tienen muy claro para quién trabajan.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.