17.ABR Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Sex shops

Alrededor de seis ‘sex shops’, donde se vendían tónicos estimulantes del apetito sexual sin registro sanitario y pornografía infantil, y dos ‘casas de masajes’, donde se ejercía la prostitución clandestina, fueron multados y clausurados por personal de la Gerencia de Fiscalización y Control de la Municipalidad de Lima.

“Hace unas semanas vi un reportaje en la televisión sobre los sex shops. Medio en broma, medio en serio, le dije a mi esposa para ir a uno de estos lugares, pero ella me dijo que jamás lo haría. Creo que hasta se ofendió”, cuenta Josué (34). “Iría a una tienda erótica pero, uy, ¿qué dirá la gente?”, dice Sofía (29).

05/12/12 |

Vamos de compras

0

“Hace unas semanas vi un reportaje en la televisión sobre los sex shops. Medio en broma, medio en serio, le dije a mi esposa para ir a uno de estos lugares, pero ella me dijo que jamás lo haría. Creo que hasta se ofendió”, cuenta Josué (34). “Iría a una tienda erótica pero, uy, ¿qué dirá la gente?”, dice Sofía (29). “Una vez fui con mi enamorado a una tienda de estas. Bueno, tal vez exagero: no llegamos a cruzar la puerta porque me di media vuelta cuando vi el letrero a lo lejos. Me dio taquicardia”, confiesa Natalie (26). “¿Para qué voy a ir a un lugar así? Esos juguetes no sirven para nada”, comenta David (41).

A estas alturas, hablar de disfraces eróticos puede ser un aburrido lugar común, una fantasía sin sorpresa, un refrito en materia sexual. Sin embargo, esto no es así. De hecho, ponerse un traje de gatita desabrigada, de enfermera sensual o de la Viuda Negra de Marvel aún funciona para agregar picardía a la relación de pareja.

05/09/12 |

Sexo enmascarado

0

A estas alturas, hablar de disfraces eróticos puede ser un aburrido lugar común, una fantasía sin sorpresa, un refrito en materia sexual. Sin embargo, esto no es así. De hecho, ponerse un traje de gatita desabrigada, de enfermera sensual o de la Viuda Negra de Marvel aún funciona para agregar picardía a la relación de pareja. Basta con recorrer los sex shops y tiendas de lencería locales para corroborar que existe un público que demanda estos productos. Pero algo que no se suele mencionar es lo siguiente: ¿qué hacer una vez que se tiene puesto el disfraz? A continuación, le presentamos algunas situaciones que pueden aclarar las dudas.