19.JUN Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

María del Rosario Lozada Sotomayor

El médico Ciro Castillo Rojo, padre del estudiante que falleció en el valle del Colca, no está dispuesto a permitir que la investigación sobre la muerte de su hijo sea archivada. Por eso, tras el pedido presentado por la fiscal María del Rosario Lozada al Juzgado de Investigación Preparatoria de Chivay para que el caso sea sobreseído, el galeno presentó un recurso de impugnación a dicho fallo.

Según el procedimiento, después de que el juez de Chivay, Giancarlo Torreblanca, reciba la carpeta fiscal, notificará a las dos partes la decisión de la fiscalía. Así, tanto la familia Castillo Rojo como los Ponce López, a través de sus abogados, tendrán 10 días para presentar sus observaciones a la decisión del Ministerio Público.

Como era previsible, el padre de Ciro se mostró indignado por la confirmación del pedido de la fiscal. “Esto es ilógico e incoherente. Se han demorado dos años para la investigación, se han realizado tantos gastos para que todo quede en nada. Esto tiene un tufillo a impunidad”, indicó el médico.

El Poder Judicial confirmó ayer la información que hiciera pública Perú21 el jueves pasado. Mediante el comunicado oficial N° 02-2013 informó que la fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor archivó la investigación a Rosario Ponce López por la muerte de Ciro Castillo Rojo.

Cuando el Partido Nacionalista evaluó la postulación de Justiniano Apaza Ordóñez para el Congreso, consideró su trayectoria como dirigente del gremio de transportes. Nunca hurgó en su vida profesional ni se la preguntaron.

Las investigaciones por la muerte del estudiante Ciro Castillo Rojo penden, literalmente, de un pelo. La prueba mitocondrial es la única que podría arrojar resultados que le den un vuelco al caso. Esta consiste en la comparación microscópica de los cabellos encontrados en la ropa del cuerpo del joven con las muestras capilares de las 13 personas que despiertan alguna sospecha de la fiscalía.

Al encontrarse las mochilas de Ciro Castillo Rojo y de Rosario Ponce López en el cerro Bomboya, en abril del año pasado, un alto oficial de la Policía, en una actitud extraña, pretendió entorpecer el procedimiento normal que se seguía en la manipulación de los objetos que estaban dentro de las mismas. Esta versión, recogida por primera vez por el Ministerio Público, la dio un oficial de la Policía durante las investigaciones, y es uno de los aspectos en los que la Fiscalía ha puesto especial interés.

Al encontrarse las mochilas de Ciro Castillo Rojo y de Rosario Ponce López en el cerro Bomboya, en abril del año pasado, un alto oficial de la Policía, en una actitud extraña, pretendió entorpecer el procedimiento normal que se seguía en la manipulación de los objetos que estaban dentro de las mismas. Esta versión, recogida por primera vez por el Ministerio Público, la dio un oficial de la Policía durante las investigaciones, y es uno de los aspectos en los que la Fiscalía ha puesto especial interés.

El caso Ciro Castillo –cuyo cadáver fue hallado en el Valle del Colca el 23 de octubre pasado– se ha convertido en una novela de nunca acabar. La fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor, quien está a cargo de las investigaciones por la muerte del estudiante, anunció ayer que el proceso fue declarado complejo, con lo cual la investigación se amplió por ocho meses más.

La fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor, quien tiene a su cargo la investigación de la muerte del estudiante Ciro Castillo Rojo, fue amenazada vía telefónica. Fuentes del Ministerio Público indicaron que fue advertida de que su seguridad correrá peligro si continúa con las indagaciones. Por esa razón, el departamento de Seguridad del Estado de la Policía designó personal para su protección.

La fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor, que investiga la muerte del estudiante Ciro Castillo Rojo, ampliará la investigación del caso por 60 días más, en vista de que aún quedan pendientes de realizar algunas diligencias.