19.JUL Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Ballenas

Una verdadera tragedia. Las autoridades de Nueva Zelanda encontraron 416 ballenas piloto varadas en las costas de la había Golden, al noroeste de la Isla Sur.

Las ballenas de Omura fueron vistas nuevamente. Se conoce muy poco de esta especie, pues fue descubierta en la costa de Madagascar en 2003.

Japón tiene intención de seguir con su controvertido programa de caza de ballenas, aunque la Comisión Ballenera Internacional (CBI) no ha conseguido determinar si este era “científico” o no, indicó el principal negociador japonés, citado este sábado por la prensa.

Japón aseguró este lunes que espera poder reanudar su caza de ballenas en la Antártida a fines de este año, tras aportar nueva información a un panel internacional. Dicho panel afirma que los planes del país oriental no demuestran la necesidad de matar a estos animales, y asegura que su caza se realiza como parte de su cultura culinaria.

A pesar de las críticas realizadas por diversas organizaciones ambientalistas desde hace varios años, los daneses de la Islas Farore continúan practicando una de las tradiciones más polémicas a nivel mundial: el Grindadrap, que consiste en la caza de ballenas en esta época del año.

El ruido generado en el mar provocado por la actividad humana afectaría a las ballenas. Hace dos años, científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania descubrieron que las ballenas del Atlántico Norte tenían que elevar los decibeles para comunicarse.

El ruido generado en el mar provocado por la actividad humana afectaría a las ballenas. Hace dos años, científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania descubrieron que las ballenas del Atlántico Norte tenían que elevar los decibeles para comunicarse. Asimismo, un estudio reciente del Acuario de Nueva Inglaterra (Estados Unidos) concluye que el ruido marino provoca, en estos seres, un aumento en la producción de la hormona de estrés. Sin embargo, este análisis sería una evidencia, mas no una prueba contundente. “No sabemos cuál es el nivel normal de las hormonas del estrés en las ballenas, por eso no podemos decir que a determinado nivel están estresadas verdaderamente”, explica Patrick Miller, doctor de la Universidad San Patrick (Inglaterra).