14.ABR Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Alexander Pérez Gutiérrez

Al parecer, las últimas declaraciones de Yasmy Marquina, alias ‘Gringasha’, donde confesó que aún sigue enamorada del sicario juvenil Alexander Pérez Gutiérrez, hizo que este tome acciones sobre el tema.

Henry Cisneros, abogado del sicario Alexander Pérez Gutiérrez, más conocido como ‘Gringasho’, informó que el delincuente le pidió que tramitara, ante el Poder Judicial, un permiso para que la joven Yasmy Marquina, alias ‘Gringasha’, pueda visitarlo como su conviviente pues, ahora, ella no puede ingresar al penal.

Jazmy Marquina Casas, más conocida como ‘Gringasha’, a raíz de su relación con el sicario juvenil Alexander Pérez Gutiérrez, ya habría olvidado al delincuente trujillano, pues ahora se le vincula con otro hampón perteneciente a la banda ‘Los Perros de Collique’.

La Fiscalía de Trujillo pidió cuatro años de prisión para Flor Gutiérrez Sánchez, mamá del sicario Alexander Pérez Gutiérrez, más conocido como ‘Gringasho’, por haberlo ayudado a fugar del Centro Juvenil de Rehabilitación y Diagnóstico de Trujillo, en abril de 2012.

Sus constantes actualizaciones en su cuenta de Facebook serían la prueba de que el delincuente trujillano Roberto Gutiérrez Guzmán, alias ‘El Soli’, goza de privilegios pese a encontrarse recluido en el penal de máxima seguridad de Piedras Gordas de Ancón (Lima).

El sicario juvenil Alexander Pérez Gutiérrez, (a) ‘Gringasho’, quien en marzo último cumplió 18 años, está desde la madrugada de ayer en el penal de máxima seguridad Piedras Gordas II. Él fue trasladado a esta cárcel junto con otros 53 internos del Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima (CJDRL), conocido como ‘Maranguita’.

El temido sicario Alexander Pérez Gutiérrez, ‘Gringasho’, quien acaba de cumplir 18 años, será uno de los 62 delincuentes juveniles que serán trasladados a un ambiente especial en el penal de máxima seguridad Piedras Gordas.

Alexander Manuel Pérez Gutiérrez, más conocido como ‘Gringasho’, ya tiene 18 años y ahora reclama por las condiciones en las que se encuentra recluido dentro de la Sala Nacional para Casos de Terrorismo, que funciona como un anexo de ‘Maranguita’.