25.ABR Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

España: Joven fue condenado a un año de cárcel por pedir "pegarle un tiro" a infanta Cristina en Twitter

La Audiencia Nacional condenó Ibai Otxoa Gil (22), quien alcanzó un acuerdo de conformidad con el fiscal tras reconocer los hechos imputados.

España: Joven fue condenado a un año de cárcel por pedir "pegarle un tiro" a infanta Cristina en Twitter. (El País)
España: Joven fue condenado a un año de cárcel por pedir "pegarle un tiro" a infanta Cristina en Twitter. (El País)
Esteban Acuña

Esteban Acuña

@estebanbigotes

Ibai Otxoa Gil, un joven de 22 años de Bilbao —municipio ubicado en el territorio histórico de Vizcaya, en la comunidad autónoma del País Vasco, España— fue condenado a un año de cárcel por publicar esto en Twitter: “¿Alguien puede pegarle un tiro en la nuca a la Infanta? Porfis”.

Sus dichos, puestos en contexto, se refieren a Cristina de Bourbon, hermana del rey de España, quien actualmente se encuentra en juicio por corrupción.

El hecho está causando revuelo en el país y diversos medios de comunicación españoles (como El País y El Mundo) han informado que, además, lo han condenado a siete años de inhabilitación absoluta.

Según el tribunal, Otxoa publicó entre 2013 y 2014 una “gran” cantidad de mensajes, comentarios escritos e imágenes en su cuenta de Twitter en los que, de manera explícita y reiterada, justificaba la actividad de ETA.

En alguno de los supuestos mensajes, propone hacer un “escrache” —o ‘funa‘— a las víctimas de ETA e incita a cometer “un ataque terrorista” contra la antigua líder de UPyD (Unión, Progreso y Democracia), Rosa Díez. En otro supuesto comentario, dice: ‘Juguemos a la ouija: G-o-r-a E-T-A m-i-l-i-t-a-r-r-a”.

En contacto con Perú21, Otxoa respondió que “muchos de los tweets de los que me acusan son falsos, de ahí que no los encuentres en Twitter”. En las redes sociales, el acusado niega las acusaciones falsas pero reconoce aquellas que son ciertas.



En las redes sociales, los usuarios se manifestaron sobre todo a favor del joven acusado, expresando indignación ante lo que consideran una injusticia. Alguno de ellos dan ejemplos de otros usuarios que han realizado comentarios de alto calibre en las redes sociales y han quedado impunes.





Algunos usuarios —y el mismo protagonista de esta noticia— sostienen que han intentado vincularlo con el grupo terrorista ETA. Dato adicional es que su nombre (Ibai Otxoa) está en euskera, idioma que se habla en algunas regiones de España y Francia.



El fiscal del caso dijo que los hechos reúnen el requisito de difusión pública que exige el Código Penal para el delito de enaltecimiento del terrorismo, ya que los comentarios que escribió eran “accesibles de manera pública y sin ningún tipo de restricción” y su intención era que tuvieran “un gran nivel de difusión”.

En una publiación en su blog personal “Reflexiones sobre mi detención”, Otxoa relata con detalles lo que sucedió mientras lo interrogaban:

Me callo, pues, y voy asumiendo la autoría de todo lo que me echan y firmando los papeles. Noto cierta malicia cuando veo que han separado mis dos tweets acerca de una broma en la que finjo quemar un coche de juguete de la Guardia Civil con un mechero, de manera que parezca que he quemado un coche de verdad.

Y prosigue:

Tras esto, me dejan a solas con la abogada, que no tiene muchas cosas que decirme. Me aconseja, eso sí, que busque todos los tweets posibles en los que condeno el terrorismo, ya que servirán como atenuantes en el juicio que muy probablemente me espera en la Audiencia Nacional.

DESENLACE
Dado que el joven no cuenta con antecedentes penales, su abogado defensor ha solicitado la suspensión de la ejecución de la pena.

“No entraré a la cárcel, según una figura del Código Penal al no tener antecedentes y ser una condena menor de 2 años no es obligatorio que entre. Aunque si cometiera otro delito en el futuro tendría que cumplir las dos condenas”, explicó a Perú21.

En Perú, insultar a algún candidato presidencial o alguna organización política en las redes sociales puede costar dos años de cárcel, según el artículo 389 de la Ley Orgánica de Elecciones.

Así lo anunció el JNE, quien dijo además que estará fiscalizando a las personas que agravien a candidatos presidenciales u organizaciones políticas.

Pero esto, hasta el momento, no se traduce en ninguna sanción concreta. Hasta el momento.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.