24.JUN Lunes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Australia: Médicos lograron unir cabeza y columna de un bebé decapitado [Video]

Jason, de apenas 16 meses, quedó en estado grave tras un accidente de tránsito. Ahora ya puede caminar gracias a una proeza médica.

Un bebé de apenas 16 meses sufrió un accidente automovilístico en el pasado mes de setiembre cuando viajaba con su madre y su hermana de 9 años por una carretera del este de Australia.

Aunque la madre de Jaxon, Rylea, salió ilesa del percance, sus dos hijos recibieron toda la fuerza del golpe: su hija se quejaba de dolores muy fuertes en su cuerpo y Jaxon no se movía en su silla y lloraba desconsoladamente.


El hecho ocurrió en una carretera del este de Australia. (BBC)

“Es muy difícil describir lo que sientes cuando tus dos hijos están heridos gravemente y no sabes qué hacer, porque tú también estás mal”, dijo Rylea al diario Daily Mail de Australia.

El diagnóstico fue lo peor: su hija tenía un sangrado interno y tendrían que amputarle parte del brazo y el más pequeño estaba seriamente herido en la cabeza.

“Me dijeron que su columna se había quebrado”, explicó sin poder contener el llanto la madre de Jaxon al canal de noticias Seven News Melbourne. El impacto había separado el cuello de la cabeza, lo que había causado una ‘decapitación interna’, en la jerga médica, algo a lo que muy pocos sobreviven.

El médico Geoff Askin fue el encargado de realizar la operación. Él decidió que la mejor manera de reparar la dañada columna de Jaxon era volver a conectar la cabeza con el cuello.


(Reuters)

De acuerdo a varios medios en Australia, la operación duró seis horas en el hospital infantil de Lady Cilento, en Brisbane, y los recursos que utilizó el médico para conectar de nuevo las vértebras afectadas fueron un cable y un pedazo de la costilla de Jaxon.

El pequeño estuvo tres días en coma inducido y cuando despertó comenzó a mostrar los efectos positivos de la cirugía: podía caminar, moverse y hasta reírse. Pero debe usar por seis semanas un armazón de yeso y plástico en su cabeza para que los huesos suelden adecuadamente.

“No puedo creer que la vida de mis hijos cambie para siempre por la imprudencia de una persona. Creo que tienen que buscar a los responsables”, le dijo la mujer al Daily Mail.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Tags:

Australia