19.ABR Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Hilarión Paye Quispe

El Consulado de Bolivia en Puno logró repatriar ayer los restos de un ciudadano de ese país que falleció hace nueve días en la provincia de Yunguyo y, en un hecho ‘sui generis’, había sido enterrado clandestinamente por los pobladores de la comunidad de Yanapata, como parte de un rito para no perder la suerte.

Pobladores de la comunidad de Yanapata, en Puno, enterraron clandestinamente a un boliviano muerto en esa jurisdicción, para evitar que “se les vaya la suerte”.