17.ABR Sábado, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Matones destruyen propiedad privada durante pugna por empresa

Viernes 16 de septiembre del 2005 | 12:00

Compartir
16 set (Peru21.com)

Un demencial enfrentamiento entre dos bandos que se disputan la administración de la empresa Peruval, en San Isidro, deja, hasta el momento, daños materiales. Esto ante la pasividad de la Policía.

En el cruce de la calle Paz Soldán con la avenida Camino Real está la Empresa Peruval, una zona residencial del distrito de San Isidro que este mediodía se convirtió en un campo de batalla, debido al enfrentamiento de dos facciones de la mencionada empresa que se disputan la administración de la misma.

Lo inadmisible es que, como consecuencia de esto, se haya afectado bienes muebles e inmuebles, que se encuentran cerca del edificio de Peruval, de personas ajenas a este conflicto. Edificios vecinos a Peruval con los vidrios rotos. Un auto, que estaba estacionado en el frontis de esta empresa fue destruído y luego robado por los bándalos que protagonizan estos hechos.

Según informes de canal N, lo que habría motivado estos injustificables hechos es la disputa por hacerse del manejo de esta empresa. Las partes en conflicto serían las de los empresarios Lorenzo Souza y Rafael López Aliaga, quien a raíz de un fallo judicial, tomó el control de esta empresa.

La Policía, presente en el lugar, se mostró pasiva, preocupada en proteger la sede de Peruval, descuidando el resto de propiedades vecinas, las que resultaron dañadas a raíz de estos enfrentamientos. Los vándalos, contratados por uno y otro bando en conflicto, usaron piedras y palos para defender sus intereses, sin respetar la propiedad privada.

Los motivos de esta violencia aún no son claros. Según la información preliminar, a raíz de una decisión judicial se le otorga la adminitración de esta empresa - que estaba a cargo de Lorenzo Souza - a Rafael López Aliaga. Con el documento de la justicia bajo el brazo, los abogados de este último llegaron hasta el edificio de Peruval para hacerlo efectivo.

La administración de Souza aparentemente no quería salir de la sede de Peruval para que asuma el control López Aliaga.

Luego de los hechos de violencia la gente de López Aliaga ingresó al local de Peruval para tomar la adminitración de esta empresa. Se estima que los daños materiales son cuantiosos.

No se informó, hasta el momento, de personas heridas. Sí hay un número indeterminado de detenidos.