23.JUN Sábado, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Congreso insiste en mantener un proceso poco transparente

Martes 19 de junio del 2007 | 12:00

Compartir
Apra cedió parcialmente, pero no asume compromiso para investigar el escándalo. Oficial mayor continuará en su cargo y solo será suspendido por 15 días sin goce de haber.

Aquí no pasó nada. Al parecer, para los voceros parlamentarios, el escándalo por la elección de Javier Ríos Castillo como magistrado del Tribunal Constitucional nunca ocurrió y, tras las coordinaciones de ayer, acordaron volver a la situación previa a la polémica votación del pasado miércoles 13 y ratificar el trabajo de la cuestionada comisión evaluadora que preside el aprista Aurelio Pastor. Incluso, el oficial mayor José Cevasco solo será suspendido por 15 días sin goce de haber.

La decisión acordada, primero en Junta de Portavoces, y luego en el Consejo Directivo, no contempla ningún compromiso para investigar los hechos que encierran el almuerzo de Ríos con Agustín Mantilla, con Óscar López Meneses y con dos militares en actividad en la víspera de la elección del primero como miembro del TC.

Los representantes de las distintas bancadas no tomaron en consideración el consenso de los últimos días entre especialistas y políticos -como Lourdes Flores y Ollanta Humala- ni la corriente de opinión a favor de un nuevo proceso de selección que garantice transparencia y meritocracia.

El acuerdo adoptado deberá ser sometido a consideración del Pleno, que ha sido convocado para mañana, porque solo la asamblea tiene la potestad de dejar sin efecto la resolución que nombró a Ríos, a Vladimir Paz de la Barra, a Luis Alarcón Quintana y a Gerardo Eto Cruz.

Más informaciòn en la

edición impresa de Perú.21