12.NOV Lunes, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados

Museo de la Nación ya alberga tocado mochica recuperado en Londres

Viernes 15 de septiembre del 2006 | 12:00

Compartir
El valioso tocado mochica que fuera recuperado recientemente en Londres, ya se encuentra en la sede del Museo de la Nación de San Borja. El canciller José Antonio García Belaúnde lo entregó hoy en una ceremonia especial a la directora del Instituto Nacional de Cultura (INC), Cecilia Bákula.

La milenaria pieza, colocada en el interior de una caja, fue trasladada a su destino final por el director del museo, Alvaro Roca Rey, en medio de estrictas medidas de seguridad.

Esta valiosa muestra de la orfebrería mochica fue recuperada el pasado 15 de agosto en Londres por la Policía Metropolitana del Reino Unido, tras casi veinte años de ser robado. Hoy fue repatriada para ser colocada en la sala de Tesoros Rescatados del Museo de la Nación.

El ornamento de oro repujado, que data del siglo VIII, representa a un pulpo con cabeza humana y de aspecto felino.

El tocado ha sido considerado como una pieza maestra de la orfebrería Mochica, que floreció en la costa norte de Perú entre el año 200 antes de Cristo y el 700 de nuestra era.

El canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, manifestó al entregar el valioso objeto a la directora del INC, Cecilia Bákula, que "tener este hermoso tocado en el Perú responde a un minucioso y paciente proceso de investigación que tuvo como exitoso resultado la repatriación del patrimonio cultural peruano ilegalmente extraído".

García Belaúnde consideró la recuperación del adorno de cabeza como "un hito importante en la lucha internacional contra el tráfico de bienes culturales" y agradeció el apoyo al Gobierno Británico y la Interpol en Lima, Londres y La Haya.

Sin embargo, acotó que el presupuesto para continuar con los juicios que sigue el Gobierno en el exterior para la recuperación de piezas arqueológicas "es aún insuficiente".

"El objeto de recobrar tan valioso legado de nuestros ancestros, busca contribuir a que los peruanos seamos plenamente conscientes de la riqueza cultural de nuestro pasado y recobremos la memoria histórica que constituye un valioso elemento de conciencia cívica", concluyó.

El ornamento, que fue descubierto en agosto pasado en el despacho de un abogado en la capital británica, desapareció en 1988, después del saqueo de una tumba en las excavaciones arqueológicas de "La Mina", en el valle de Jequetepeque.

Según la publicación británica "The Times", la persona que introdujo la pieza al Reino Unido podría ser el jefe de una red internacional que trafica con reliquias arqueológicas peruanas y con antecedentes penales por fraude en Estados Unidos en los años ochenta.

Fuente: EFE