14.NOV Miércoles, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados

Imponente fue la ceremonia de inauguración de la Copa América

Martes 06 de julio del 2004 | 12:00

Compartir
LIMA, Jul 6 (AFP / DPA) - Un ceremonial ancestral, potenciada con recursos como el láser y reflectores multicolores, que por momentos hizo recordar a la apertura del Mundial de Francia-1998, presentó el Perú en el acto oficial de inauguración de la 41 edición de Copa América en el Estadio Nacional.

Hasta 200 voluntarios escenificaron en el césped del estadio el mito panandino de los Waris, como símbolo de la creación del mundo andino, base social del Antiguo Perú.


Era ya noche cuando las luces del viejo Estadio Nacional se apagaron y dieron paso a los fastos, a cargo del cineasta Lucho Llosa.


Actores, acróbatas, músicos y bailarines representaron una creativa fusión de música moderna con acordes y antiguos instrumentos originarios de distintas partes de Perú.


Los protagonistas tuvieron el soporte de música, iluminación, proyección multimedia, rayos láser y reflectores.


Con imágenes visuales, el público asistente (no menos de 43,000 personas) tuvieron un acercamiento simbólico a la formación de la Cordillera de los Andes, que hace las veces de vértebra al territorio peruano, y su posterior poblamiento primero de animales y luego de hombres.


Participaron alumnos de la Escuela de Teatro de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, dirigidos por el antropólogo Walter Alva y la oficina nacional de turismo.


El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, el paraguayo Nicolás Leoz, fue el encargado de declarar inaugurada la cuadragesimoprimera Copa América, con un breve discurso. Leoz estuvo acompañado por el vicepresidente del Perú, David Waisman, ante la ausencia del presidente Alejandro Toledo.


La ceremonia se cumplió tras finalizar el partido inaugural, en el que el campeón vigente, Colombia, derrotó por 1-0 a Venezuela, y antes del cotejo de fondo entre el anfitrión, Perú, y Bolivia.