25.ABR Jueves, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Razones para decirle no a las tarjetas

Martes 28 de junio del 2011 | 07:17

Las estadísticas demuestran que existen 6.5 millones de tarjetas de crédito en el país. Pero, ¿qué tan útil puede resultar el dinero plástico?

Es necesario pensar siempre en pagar todo a fin de mes y no solo una parte. (Perú.21)
Compartir

Por Richard Abecasis

“El endeudamiento promedio de los peruanos por consumo de tarjetas de crédito es siete veces más que todos sus ingresos familiares al mes”. La cruda estadística corresponde al experto en finanzas personales Juan Carlos Ocampo.

Lo ideal es no tener una deuda mayor a dos o tres veces el ingreso familiar, de tal manera que el 30% del total de las remuneraciones se pueda utilizar para pagar la tarjeta y los intereses que genere. “Eso es lo más lógico para cada cliente”, asegura Ocampo.

Sin embargo, advierte que la mayoría no piensa lo mismo, y solo queda recomendar que, antes de embarcarse en “el entusiasmo de una tarjeta de crédito”, tenga bien claro el tipo de deuda que está buscando asumir y el plazo en el que proyecta pagarla.

Concluye que, sobre todo, se debe tener mucha calma y no aceptar todas las llamadas telefónicas que ofrecen tarjetas de crédito preaprobadas.

COMPRADOR COMPULSIVO. Para tener una idea del mercado, hay 6 millones 467 mil tarjetas de crédito circulando en el país, de las cuales el 97.84% son de consumo, según la Asociación de Bancos (Asbanc).

Es decir, con la disponibilidad de crédito disparada, los consumidores se endeudan fácilmente y se acostumbran a obtener lo que quieren de inmediato, así no tengan dinero.

Es verdad que cada persona es diferente, pero la mayoría busca adquirir lo último en tecnología (televisor pantalla plana, consola de videojuegos, etc.) o, tal vez, zapatos y ropa a la moda, divertirse un fin de semana o consumir desmedidamente, para terminar pagando todo con dinero plástico.

Dicho comportamiento trae como consecuencia el fácil y rápido endeudamiento compulsivo. Por ello, es necesario pensar siempre en pagar todo el consumo a fin de mes y no solo una parte.

Ocampo sostiene que una persona debe parar sus gastos si sabe que a fin de mes no podrá cancelar el consumo completo de su tarjeta. Es que evitar deudas innecesarias le generará cero intereses y, además, cero preocupaciones en el futuro.