10.DIC Lunes, 2018
Lima
Última actualización 03:07 pm
Clasificados

Metropolitano II y Tren Eléctrico II serán realidad

Martes 15 de marzo del 2011 | 07:16

Falta determinar cuál se desarrollará primero. El ministro de Transportes, Enrique Cornejo, aseguró que obras no compiten entre sí.

Los proyectos de transporte de pasajeros unirán el distrito de Ate y el Callao. (César Fajardo)
Compartir

Por Sofía Pichihua

A pesar de que se temía que la construcción de la segunda línea del Corredor Vial Metropolitano fuera desplazada por el Tren Eléctrico II, al coincidir en el 95% del trayecto proyectado, el ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, aseguró que las dos obras serán llevadas a cabo.

“Estos sistemas de transporte son necesarios. Se harán los dos proyectos porque no son competencia”, enfatizó. El Metropolitano II y el Tren Eléctrico II tendrán una ruta similar que unirá Ate y el Callao. Al respecto, Cornejo manifestó que dialogarán con la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, para determinar qué acciones se tomarán con el fin de diferenciar los tramos.

“Los proyectos técnicos siguen trabajándose. Cuando haya que conversar sobre las posibles zonas donde hay una coincidencia, encontraremos la fórmula”, declaró después de la primera reunión de Ministros Sudamericanos Responsables de Transporte y Seguridad Vial.

PLAZOS. Lo que aún falta determinar es qué proyecto se realizará primero. El ministro Cornejo indicó que, para ello, esperarán que se concluyan los perfiles técnicos. En los próximos días se concretaría un encuentro con la comuna limeña. Cornejo comentó la experiencia de España, donde acaban de terminar los trabajos de las estaciones de intercambio que conectan varios sistemas de transporte.

“Las líneas 1 y 2 del Tren Eléctrico tienen una coincidencia favorable, que es la Estación Central del Metropolitano. Esta podría convertirse en nuestra estación de intercambio”, señaló. Protransporte informó que desde febrero conversa con las autoridades de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico para integrar –con una tarifa única– las primeras líneas del sistema de trenes y el corredor vial.