24.AGO Sábado, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Brasil: intensifican búsqueda de cura que salió volando con mil globos

Miércoles 23 de abril del 2008 | 12:00

El religioso pretendía hacer un vuelo de 20 horas sostenido por globos de fiesta inflados con helio para promover las acciones de la Pastoral de las Carreteras, pero ya lleva más de un día en el aire.

Compartir
El religioso pretendía hacer un vuelo de 20 horas sostenido por globos de fiesta inflados con helio para promover las acciones de la Pastoral de las Carreteras, pero ya lleva más de un día en el aire.

Se intensificó la búsqueda este martes en Brasil del sacerdote católico Adelir de Carli, que emprendió un vuelo el domingo atado a 1.000 globos de colores.

Al menos 50 personas, con embarcaciones voluntarias, helicópteros, un avión militar y navíos de la Marina participaban de la búsqueda el martes, cuando fue hallado un paquete con globos en el mar, a 150 km de donde se estima que pudo caer el padre, informaron los servicios de socorro.

El religioso partió la mañana de domingo del sureño estado brasileño de Paraná, y pretendía hacer un vuelo de 20 horas sostenido por unos 1.000 globos de fiesta de colores inflados con helio.

Vestido con casco y traje térmico, ya que pretenía alcanzar una gran altura, y sentado sobre una silla aerodinámica, el padre fue izado por los globos y se perdió en el aire. El mal tiempo lo desvió hacia el mar, donde desapareció.

El religioso de 41 años había nombrado su aventura "Volar Social", y estaba destinada a promover las acciones de la Pastoral de las Carreteras, que da apoyo espiritual a los conductores.

Quería fundar un Santuario del Camionero, un lugar de acogida para los camioneros que a diario cruzan su ciudad, Paranaguá, uno de los principales puertos de Brasil.

De Carli es muy popular, y desde que emprendió el vuelo sus parroquianos sostienen una vigilia en su iglesia, que este martes estaba en su tercera jornada, dijo a la AFP Eliana Aparecida dos Santos, que colabora con la Pastoral.

"Mi hermano es un hombre muy preparado, con cursos de buceo, de paracaidismo", declaró a la TV Globo el hermano del religioso, Marcos de Carli, quien dijo que el cura intentaría su proeza porque "es muy obstinado; sabíamos que subiría de cualqier manera" y a pesar del mal tiempo.

El último contacto con el padre fue hecho el domingo de noche, cuando el religioso se comunicó con la policía y explicó que estaba teniendo problemas.

El padre ya había sobrevolado 110 km entre una localidad de Paraná y San Antonio, en Argentina, el pasado 13 de enero, utilizando 500 globos y llegando a una altitud de más de 5.000 metros, según el Jornal do Estado de Paraná.

Fuente: AFP