10.DIC Lunes, 2018
Lima
Última actualización 03:07 pm
Clasificados

Peatones: víctimas y culpables

Jueves 08 de julio del 2010 | 07:01

Promulgarán norma que sancionará a peatones imprudentes. Hasta junio de este año, transeúntes causaron el 19% de accidentes en Lima.

Compartir

Por Sofia Pichihua V.

“Mi hija fue irresponsable porque si hubiera usado el puente peatonal, no habría muerto. Hay que tener más cuidado y evitar exponerse al peligro”, reconoce, desconsolada, Valeria Gálvez.

“Quizás lo hizo para ganar tiempo. Había tomado unas copas”, intentó responder cuando visitamos su casa, en Lurín. Intenta olvidar la terrible escena, pero no puede. El cuerpo de Rosa Santana Gálvez, de 30 años, quedó tendido en un extremo del kilómetro 11 de la Panamericana Sur. Su amigo Eder Córdova Lau, de 25 años, tuvo el mismo final.

La madrugada del 21 de marzo salieron de una fiesta. Los seis amigos que los acompañaban caminaron hacia el puente peatonal. No obstante, la euforia –por varios tragos de más– hizo que Rosa y Eder actuaran imprudentemente. Tambaleando, se enfrentaron a los autos. Atravesaron –con suerte– el carril de norte a sur pero, antes de llegar al otro lado de la vía rápida, fueron arrollados.

Después del accidente, sus amigos golpearon al taxista Leandro Maldonado. Lo hirieron y hasta dañaron el auto. Ninguno reparó en que la culpa había sido de Rosa y de Eder. Si solo hubieran caminado 15 metros hacia el puente peatonal más cercano, nada habría ocurrido.

Esas dos muertes se sumaron a las 199 que hay por atropellos hasta junio de este año. En el 19% de casos se trató de peatones que cruzaron temerariamente la pista. Lo más grave es que, al menos, el 50% había consumido licor.

ALERTA. La Policía informó que el 74% de las víctimas de accidentes fueron transeúntes. Es decir, de cada 10 muertos, por lo menos 7 son peatones. Este dato es preocupante. Según el informe sobre el Estado de la Seguridad Vial en la Región de las Américas del año pasado, el Perú tiene la cifra más alta en este rubro.

En Venezuela, los peatones fallecidos suman 25% del total de accidentes. Colombia y Bolivia superan el 30%, y Ecuador llega al 43%. ¿Por qué sucede esto en el país y, sobre todo, en Lima? Para Luis Quispe, director de la ONG Luz Ámbar, falta educación vial. Se trata de personas que no respetan las normas de tránsito, que burlan a la autoridad constantemente y que se creen capaces de desafiar el peligro. En una palabra: irresponsables.

RESPONSABILIDADES. En 2001, los peatones imprudentes podían ser sancionados. Sin embargo, nunca se impuso alguna multa. Para Quispe, eso evidenció la “clara laxitud por parte de la autoridad municipal”.

El reglamento determinó 14 faltas –entre leves, graves y muy graves– con multas desde 0.5% hasta 2% de una UIT. Pero se derogó el artículo y, desde 2009, la Policía solo podía interrumpir el viaje de los infractores y obligarlos a que se trasladaran por el cruce peatonal o un puente cercano.

“No se sancionó porque la municipalidad no precisó el formato de papeleta”, explicó el coronel José Alvarado, jefe de la División de la Policía de Tránsito, a Perú.21.

El ministro de Transportes, Enrique Cornejo, declaró esta semana que espera la promulgación de la ley que restablece las sanciones pecuniarias, y resaltó que se preparará “la reglamentación correspondiente para establecer el tipo de sanciones, que no solo serán económicas, sino también con trabajo social”.

Lino de la Barrera, asesor del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), señaló que una comisión viene estudiando el nuevo reglamento. “Apenas tengamos la autógrafa de la norma, tendremos 15 días para emitir observaciones y treinta días adicionales para terminar el reglamento”, precisó.

AJUSTES. El presidente del Centro de Investigación y Asesoría del Transporte Terrestre (Cidatt), Juan Tapia Grillo, opinó que la norma es útil, pero se debe buscar un equilibrio en las responsabilidades. En su opinión, “su aplicación es muy limitada”.

“No hay experiencias de éxito, por las distintas aristas que tiene, y en la práctica se usa más para establecer la responsabilidad del conductor”, indicó. Además, consideró que “la aplicación de multas o la detención es un tema muy complejo porque puede ser, también, un pretexto para la detención arbitraria de una persona en la vía pública”.

Para el ex viceministro de Transportes Gustavo Guerra-García, hay problemas en la planificación de los puentes peatonales. “Estos deben hacerse con la función de que el peatón se dé cuenta de que se demorará más cruzando por abajo que por arriba. Para eso se debe añadir barreras”, manifestó.

Cruzar la calzada por un lugar prohibido, transitar en estado de ebriedad o después de consumir drogas y, luego, caminar entre los autos o hacer carreras, no son casos aislados que ocurren solo en las carreteras. En avenidas como Brasil, Abancay o La Marina se ven situaciones absurdas. Juegan con su vida y con la de otros.