24.MAY Viernes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

La belleza a veces cuesta la vida

Martes 23 de marzo del 2010 | 08:19

La estadounidense Elizabet Hernández Abreu (36) murió tras someterse a dos cirugías estéticas en un establecimiento de San Borja.

La víctima había llegado con su familia a Lima el último viernes. (Frecuencia Latina)
Compartir

Una ciudadana estadounidense de origen dominicano murió ayer en una clínica estética de San Borja tras someterse a dos operaciones. Elizabet Hernández Abreu, de 36 años de edad, llegó el último viernes a Lima con su esposo e hijos, para visitar a unos familiares.

Aprovechando su estadía en la capital, Hernández Abreu acudió a la clínica Ventura, ubicada en la cuadra 6 de la avenida Guardia Civil, en donde le practicaron una liposucción y al día siguiente una rinoplastía. Pero las complicaciones vinieron horas después de la última intervención, informó el noticiero A primera hora.

Comenzó a convulsionar y fue evacuada a la clínica San Borja. Aquí murió por un paro cardiorespiratorio. Sus familiares señalaron que la víctima ya se había sometido a otras cirugías estéticas y que no se explican qué pasó esta vez. La Fiscalía dispuso que la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) de la Policía inicie las investigaciones.

Por su parte, la clínica Ventura precisó que no incurrió en una falta de cuidado con Elizabeth Hernández Abreu, pues afirmó que la paciente fue derivada a la clínica San Borja con signos vitales normales, falleciendo en la ambulancia que la transportaba.