15.FEB Viernes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Aliados de Lula y Alckmin reivindican "victoria" en debate tibio

Viernes 20 de octubre del 2006 | 12:00

Compartir
RÍO DE JANEIRO.

Aliados del presidente Luiz Inacio Lula da Silva y de su opositor en las urnas del 29 de octubre, el socialdemócrata Geraldo Alckmin, reivindicaron hoy la supuesta "victoria" de sus candidatos en el segundo debate previo a la segunda ronda electoral.

En una nota divulgada hoy en su página electrónica, el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula afirmó que, durante el debate, Alckmin demostró estar "desconectado de la realidad" y "dejó a varias preguntas sin respuesta, principalmente sobre privatización".

Según el PT, el programa difundido anoche por la red televisiva SBT y que fue seguido por más de diez millones de personas reveló que la propuesta de Lula es la de "eliminar la desigualdad social", mientras que el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) busca el poder para "gobernar para las élites y privatizar".

A su vez, el PSDB sostuvo que Lula "fue evasivo y eludió las respuestas todas las veces que fue indagado sobre la ineficiencia de su gobierno y los casos de corrupción", mientras que Alckmin presentó "las mejores propuestas, una conducta ética seria" y demostró que está "más preparado para conducir Brasil a nuevos tiempos".

El alcalde de Río de Janeiro, el derechista César Maia, quien apoya la candidatura de Alckmin, también aseguró hoy que "Geraldo, una vez más, ganó el debate", pero reconoció que ello no cambiará la tendencia ampliamente favorable a Lula, quien recibiría hoy alrededor del 60 por ciento de los votos válidos, según las últimas encuestas.

"Desde el punto de vista electoral, da lo mismo", afirmó el alcalde del Partido del Frente Liberal (PFL).

Entre los analistas políticos brasileños, el veredicto unánime hoy fue el de que Lula y Alckmin terminaron empatados un debate tibio, con pocas propuestas claras y en el que las agresiones del primer "duelo" televisivo fueron reemplazadas por ironías.

Lula concentró sus ataques a Alckmin en el programa de privatizaciones realizado por su antecesor Fernando Henrique Cardoso -también del PSDB- y en los periódicos atentados perpetrados en Sao Paulo -el Estado que gobernó Alckmin- por la organización criminal Primer Comando de la Capital (PCC).

"La gente se va a imaginar que habrá PCC en todos los Estados del país", dijo Lula con una sonrisa irónica cuando Alckmin anunció que, de llegar a ser presidente, creará un Ministerio de Seguridad Pública encargado de combatir el crimen organizado en el país.

A su vez, Alckmin volvió a cuestionar a Lula sobre el orígen de los más de 800.000 dólares en efectivos decomisados hace cinco semanas en poder de integrantes del PT que buscaban comprar un "dossier" con acusaciones de corrupción contra políticos del PSDB.

"Son 1.750 billetes", apuntó el socialdemócrata, al aludir al monto en reales incautado por la Policía Federal en poder de los petistas. El presidente, a su vez, reiteró que el caso está siendo investigado: "Si esos casos estallan es porque el gobierno está investigando como nunca se hizo antes", sostuvo.

Lula, a su vez, criticó las privatizaciones realizadas bajo el gobierno Cardoso, y obligó Alckmin a defender la venta de las empresas estatales, argumentando que ese proceso amplió el acceso de los brasileños a bienes como el teléfono.

Uno de los puntos centrales del debate fue el mediocre crecimiento económico de Brasil en los cuatro años de gobierno Lula -un promedio del 2,4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) anual-.

Alckmin sostuvo que, de llegar al poder, recortará drásticamente los gastos públicos para bajar impuestos y así estimular un desarrollo más rápido del país.

Lula, a su vez, sostuvo que no hay forma de recortar gastos sin reducir los montos invertidos en programas sociales, y aseguró que las medidas de saneamiento económico adoptadas en su gobierno le permitirán a Brasil crecer a un rítmo del cinco por ciento anual "por los próximos 15 años".

Según el analista Josías de Souza, "fue un debate tibio, en el que el cerebro se impuso sobre el hígado".

"El debate terminó empatado (...), lo que, para Lula -adelante en todas las encuestas- no deja de ser un excelente resultado", agregó el comentarista en su blog de hoy.

Fuente: dpa