16.OCT Martes, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Lagos dice que Perú tiene última palabra en anillo energético

Viernes 10 de junio del 2005 | 12:00

Compartir
Santiago de Chile, 10 jun (EFE).- El presidente de Chile, Ricardo Lagos, se mostró hoy optimista respecto al proyecto de crear un "anillo energético" en el Cono Sur, pero recordó que todo depende de la respuesta de Perú, pues se usaría el gas de Camisea.

"Creo que (el anillo) es una expresión del deseo de poder avanzar en una integración energética en el Cono Sur", afirmó Lagos durante un almuerzo que ofreció a Kirchner en la Hacienda "San Gregorio", cerca de la frontera que une la región chilena de Magallanes con la provincia argentina de Santa Cruz, a 2.300 kilómetros de Santiago.





Previamente, ambos gobernantes estuvieron del lado argentino para inaugurar en el paso fronterizo de "Monte Aymond" un nuevo tramo de la carretera entre la ciudad chilena de Punta Arenas y la argentina de Río Gallegos.





Allí, Kirchner uso la expresión "anillo energético" en un discurso en el que reclamó una mayor integración en ese campo entre los países del Cono Sur.





Lagos consideró que el proyecto energético avanzaría más rápido si se utilizan los gasoductos actualmente existentes en la región, aunque advirtió que la respuesta final "tiene que venir de Perú", ya que el "anillo" operaría con gas del yacimiento peruano de Camisea.





Los países beneficiados serían Argentina, Brasil, Uruguay, Chile y, eventualmente, Bolivia, según señaló el presidente Néstor Kirchner.





Argentina y Brasil importan gas de Bolivia y tienen intereses en el sector de hidrocarburos de ese país, donde los mismos sectores que han protagonizado las protestas que motivaron el jueves un cambio de presidente reclaman una nacionalización de las reservas de gas y petróleo.





En opinión de Ricardo Lagos, existen buenas probabilidades de alcanzar un acuerdo sobre el problema energético, que con las alzas del petróleo ha traído serios trastornos a los países mencionados, especialmente en el tema de la generación eléctrica.





El presidente Kirchner, en tanto, coincidió con Lagos durante el almuerzo y se mostró optimista de poder resolver los problemas energéticos, con una respuesta positiva por parte de Perú.





"Estoy seguro de que junto con las repúblicas de Chile, de Perú, de Brasil, de Uruguay y más adelante con la República de Bolivia vamos a encontrar la posibilidad de hacer el anillo energético para darle la energía que necesita el crecimiento de los pueblos", afirmó Kirchner.





"Dios quiera que podamos avanzar con toda nuestra fuerza en este sentido", enfatizó.





En la reunión participaron por Chile los ministros de Obras Públicas, Jaime Estévez, de Economía y Energía, Jorge Rodríguez, el subsecretario de Relaciones Exteriores, Cristián Barros, y el secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía, Luis Sánchez Castellón.





Por Argentina estuvieron presentes también todos los encargados de los temas de energía e integración.





El "anillo energético" supone la compra de gas del yacimiento peruano de Camisea, situado en el sureste de ese país y explotado por un consorcio internacional.





La distribución del gas a Argentina, Brasil, Uruguay y Chile se haría a través de un gasoducto capaz de abastecer unos 30 millones de metros cúbicos diarios, cuya construcción demandaría una inversión cercana a 2.500 millones de dólares.