15.FEB Viernes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Publican libro sobre presunta implicación de Castro en asesinato de Kennedy

Martes 26 de septiembre del 2006 | 12:00

Compartir
BERLÍN.

El periodista alemán Wilfried Huismann presentó hoy en Berlín su libro "Cita con la Muerte", basado en el documental televisivo homónimo en el que responsabiliza al presidente cubano, Fidel Castro, del asesinato de John F. Kennedy.

En el documental estrenado a principios de año, una coproducción de la televisión pública alemana ARD y la japonesa NHK, Huismann afirma que el magnicida Lee Harvey Oswald no fue un psicópata que actuó en solitario, sino que lo hizo por encargo del servicio secreto cubano G-2.

El alemán apoya dicha afirmación en declaraciones de varios ex agentes secretos cubanos y de funcionarios estadounidenses implicados en su día en las investigaciones sobre el asesinato ocurrido el 22 de noviembre de 1963, así como en documentos del servicio secreto soviético KGB y de otros archivos.

Según explicó el autor en conferencia de prensa en la capital alemana, el libro trata de aportar un contexto político más claro, analiza con mayor detenimiento la figura de Oswald y, sobre todo, aporta más datos acerca de los testigos que hablan en la cinta.

Después del estreno del documental, diplomáticos cubanos expresaron sus dudas acerca de la fiabilidad de algunos testigos clave, sobre todo Oscar Marino, supuestamente un ex agente del G-2 de alto rango. Sin embargo, Huismann reiteró su confianza en sus fuentes y se mostró convencido de que la veracidad de éstas queda patente en el libro, de 240 páginas y publicado por la editorial Pendo.

"En el libro he tratado de contar todo lo que podía contar al respecto de mis investigaciones", dijo Huismann, quien dedicó tres años de trabajos al documublicación fuertes críticas desde Cuba.

Después de la emisión del film en enero, las autoridades cubanas consideraron que Huismann podría ser incluso un "instrumento de la CIA" y reiteraron su punto de vista de que el magnicidio de Dallas tuvo lugar en connivencia entre la CIA, el crimen organizado de Estados Unidos y la mafia de origen cubano residente en el país.

En su presentación, Huismann afirmó que la cadena japonesa que participó en la producción recibió a raíz del proyecto varias visitas del embajador cubano, quien amenazó con que nunca más periodistas de la emisora recibirían permiso para trabajar en el país socialista.

El alemán reconoció que dichas acciones por parte de Cuba "no prueban la veracidad del documental, sino sólo que con él se ha tocado un tema delicado". De todas maneras, consideró que las autoridades cubanas hasta ahora sólo han criticado detalles de su trabajo, sin haber rebatido su hilo central de argumentación.

En la conferencia de prensa en Berlín participó también el agente especial retirado del FBI James P. Hosty, quien interrogó a Oswald después del atentado contra el presidente estadounidense. Según Hosty, empezó a tener sospechas de que Cuba podría estar implicada en el crimen después de que el sucesor de Kennedy, Lyndon B. Johnson, ordenara suspender las investigaciones acerca del paso de Oswald por México pocas semanas antes del asesinato.

Al parecer, según se afirma en el libro de Huismann, Johnson temía el comienzo de una tercera guerra mundial de comprobarse la supuesta implicación de Cuba y prohibió por ello las investigaciones al respecto. Según Huismann, el atentado habría sido una respuesta de Fidel Castro a los reiterados intentos de Estados Unidos de acabar con su vida.

Fuente:

dpa