17.JUN Domingo, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Las Chivas elimina a Cienciano en noche trágica para el Cusco

Miércoles 09 de febrero del 2005 | 12:00

Compartir
09 feb (Peru21.com/DPA).- Las Chivas de Guadalajara humilló esta noche al Cienciano del Cusco por 5-1 en su propio fortín del Garcilaso y ante más de 30,000 espectadores. De este modo, se clasificó para la segunda fase de la Copa Libertadores de América. El cuadro imperial no fue ni la sombra de anteriores presentaciones en competencias internacionales. La hinchada cusqueña se retiró insultando al presidente del club, Juvenal Silva. Se vino la noche.

Los goles de Chivas fueron obtenidos por Omar Bravo a los 48 y a los 76 minutos, Francisco Palencia a los 55, Alejandro Vela a los 72 y Rafael Medina a los 75, mientras para el anfitrión descontó Carlos Lobatón a los 58.


El equipo del técnico Benjamín Galindo, formado solo por jugadores mexicanos, no tuvo problemas para controlar a los peruanos y ganarse el derecho de unirse al Grupo 7 de la Libertadores, con San Lorenzo de Argentina, Once Caldas de Colombia y Cobreloa de Chile.


Ni la condición de local en los 3,400 metros de altura de Cusco ni la ausencia en Chivas de tres jugadores convocados para la selección mexicana (Francisco Rodríguez, Carlos Salcido y Alberto Medina) le alcanzaron al cuadro imperial para evitar una aparatosa goleada, y menos para revertir el marcador global.


Aunque la tragedia estalló en el segundo tiempo, Cienciano estuvo sin argumentos desde el comienzo del partido. La falta de un organizador, los constantes errores y la apatía se confabularon contra un equipo que quedó con una sola fórmula de ataque: disparos de larga distancia que se fueron desviados o encontraron una cómoda respuesta del arquero Talavera.


Chivas no sólo contrarrestó los intentos ofensivos locales, sino que además lanzó algunos contragolpes de peligro, el más claro de ellos a los 27 minutos, errado por Palencia al patear mal al arco e ignorar la mejor ubicación de Medina.


El segundo tiempo comenzó con igual tónica y el desnivel llegó pronto. En un contragolpe que empezó en una pelota que chocó en el árbitro argentino Héctor Baldassi, Medina ganó en velocidad por la derecha y tiró un centro profundo que el arquero Oscar Ibáñez tuvo que rechazar precipitadamente para que la pelota le quedara servida a Bravo, que solo tuvo que empujarla.


A partir de ahí fue Chivas el que estuvo más cerca de aumentar su cuenta, pues los centrales de Cienciano, el paraguayo Carlos Lugo y el colombiano Manuel Arboleda, hacían agua, lo que reactivó rumores sobre una supuesta enemistad entre los dos que termina perjudicando al conjunto.


Por eso no hubo sorpresa cuando poco después, en otro contragolpe, Palencia superó sin problemas a varios zagueros y marcó el segundo tanto de su equipo sobre la salida de Ibáñez.


La esperanza renació de algún modo tres minutos después, cuando, en medio de nuevos ataques mexicanos, los peruanos lograron una buena combinación que Lobatón transformó en el gol del descuento.


Sin embargo, una leve mejoría de Cienciano en el ataque resultaba totalmente insuficiente para voltear la historia frente a un equipo superior. A los 70 estuvo muy cerca del empate, pero Talavera sacó en forma espectacular un cabezazo de Miguel Mosto.


Después llegó la noche. A los 72 minutos, la defensa cusqueña fue infantil otra vez, y en nuevo contragolpe Vela, solo frente a Ibáñez, hizo el tercero. Y no había salido la gente de su desconcierto cuando Medina, de cabeza, amplió la goleada. Segundos después, un error de principiante de Arboleda le regaló a Bravo el quinto.


El partido terminó en medio de una peligrosa indignación de la afición cusqueña, que se centró en el presidente del club, Juvenal Silva, y el técnico ecuatoriano Carlos Sevilla, muy lejano de emular los logros de su antecesor, Freddy Ternero.