23.JUL Martes, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

García cede y no descarta la derogatoria de los decretos conflictivos

Lunes 15 de junio del 2009 | 07:14

El jefe de Estado adelantó que acatará lo que acuerde la mesa de diálogo con los nativos. Insinúa además que el gobierno de Evo Morales envió “gente armada” a nuestro país.

Compartir

Al cabo de una semana de críticas por la ineficiencia gubernamental para resolver el conflicto de Bagua y, sobre todo, por la fracasada operación policial de desalojo que terminó con 34 muertos, el presidente Alan García dio a entender, ayer, que el Gobierno estaría dispuesto a aceptar la derogación de los decretos legislativos cuestionados por las poblaciones amazónicas.

Con un discurso más conciliador –que contrasta con el que tuvo tras los hechos de violencia–, el mandatario afirmó que el Ejecutivo aguardará lo que decida el grupo de diálogo promovido por la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y que sus acuerdos, sean cuales fuesen, serán acatados.

“Convocada sea esta mesa con los 10 representantes de las comunidades nativas, cuatro ministros y los presidentes regionales de las zonas amazónicas, deposito en ellos la solución del problema. Ellos nos dirán, después de unos días, lo que consideran justo y acertado, y eso haremos”, dijo, tras un recorrido por colegios en los que se desarrolló el examen nacional docente.

Más adelante, fue más específico sobre la posibilidad de retroceder en la defensa de las leyes sobre la selva. “Tampoco hay que forzar con mucha velocidad las cosas cuando todavía no estamos preparados, y si algunos tienen temor, entonces se va más lento y se toman otras decisiones”, sostuvo.
García dijo que el Gobierno estaría dispuesto a ceder para “comprar la paz de nuestra patria” y para evitar que la imagen del país se siga viendo afectada por la acción de “ONG extremistas que se han vestido de verde cuando antes eran rojas”.

INTROMISIÓN BOLIVIANA. En otro momento, el jefe del Estado también se refirió a la presunta intromisión del Gobierno de Bolivia en las protestas indígenas. En este punto, García insinuó que la administración de Evo Morales envió “gente armada” al Perú.

Tras negarse a comentar las últimas declaraciones de su par boliviano –quien dijo que lo sucedido en Bagua era el “genocidio del TLC”–, García afirmó que “cada uno gobierna dentro de su país y lo mejor es no meterse dentro de otro país, opinar sobre temas o enviar cartas y a veces enviar gente preparada o armada”.

Sobre Morales también dijo lo suyo el canciller José Antonio García Belaunde, quien consideró que el mandatario boliviano “ha dejado la huella de su intervención en los asuntos internos del país”.

En diálogo con Perú.21, el titular de Torre Tagle se preguntó “por encargo de quién, Morales está desarrollando esta agresividad contra el Perú. Alguien que conoce su odio hacia el Perú lo está utilizando”.

Indicó que la Cancillería está desarrollando, a través de las embajadas, una campaña de información para contrarrestar las versiones erróneas que pululan en el exterior sobre los hechos de Bagua. “Hay quienes quieren liquidar nuestra buena imagen”, añadió.