23.JUL Martes, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Al menos 11 policías y tres nativos muertos en Bagua, según el Gobierno

Viernes 05 de junio del 2009 | 05:55

El premier y su gabinete en pleno dieron un balance de las víctimas que dejó el baño de sangre en Amazonas, durante el desbloqueo de la carretera Fernando Belaunde. Hay 109 personas heridas, entre efectivos y civiles, 19 de estas por impacto de bala.

Simon dio esta tarde una conferencia junto a varios miembros de su gabinete. (Canal N)
Compartir

Al menos 11 policías y tres nativos murieron hoy en el operativo para despejar la carretera Fernando Belaunde, en la zona conocida como “Curva del Diablo”, tomada desde hace más de 50 días por los nativos que acatan un paro hace casi dos meses para exigir la derogatoria de 10 decretos que, según dicen, afectan sus intereses.

Así lo informó, por la noche, el premier Yehude Simon durante una conferencia de prensa que ofreció, junto a 13 ministros de Estado , en la Presidencia del Consejo de Ministros. El primer ministro culpó al presidente de Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), Alberto Pizango, el principal promotor de las protestas, de estos hechos.

El jefe de gabinete además detalló que las protestas dejaron 109 heridos, de los cuales 19 presentan impactos de bala. Entre estos hay cinco policías cuyo estado es de gravedad. “Se ha actuado como debe actuar un Gobierno democrático para imponer orden y autoridad”, dijo al defender las acciones de la Policía en esta convulsionada zona.

La titular del Interior, Mercedes Cabanillas, insistió, a su turno, en la versión de que los policías fueron atacados por los indígenas, que les arrebataron las armas, los sometieron a humillaciones y los mataron a bala o con lanzas. Descartó, de paso, que vaya a renunciar, como lo exige la oposición, porque, a su entender, no es responsable de lo que ocurrido en Bagua. Simon también descartó dar un paso al costado. “Sería una cobardía hacerlo en este momento”, dijo.

El Colegio Médico de Chachapoyas, por su parte, reportó que los indígenas muertos son 25 y que además hay decenas de heridos, confimando que lo que hubo en Bagua esta mañana fue un baño de sangre: la “Curva del Diablo” se convirtió en un infierno. Los reportes de la zona apuntan también a que el número de víctimas mortales es superior a las que maneja el Gobierno.

Simon indicó, asimismo, que hay 36 detenidos por cometer vandalismo: saqueron y prendieron fuego a los locales de la Gobernación, del Ministerio Público, del Partido Aprista, de la Gerencia Subregional y del Programa Nacional de Alimentos (Pronaa). Según la Policía, ya se logró restablecer el orden en la zona.

En tanto, la Fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, informó que ya se levantaron los cadáveres de los policías fallecidos. Indicó que está en manos de los fiscales de la zona el dictar una orden de captura contra los causantes de estas muertes. “Ese tema se está analizando, es una labor que le compete a los fiscales de la zona”, pero no quiso confirmar el supuesto mandato de detención contra Pizango.

DESALOJO Y VIOLENCIA. Esta madrugada, a las 05:00 horas, empezó el operativo para restablecer el orden en la zona, acciones en las que participaron 639 agentes de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía.

La ministra del Interior informó por la mañana que los nativos habían disparado desde tierra a un helicóptero de la Diroes que sobrevolaba entre los kilómetros 200 y 202 de la carretera Fernando Belaunde. En este ataque, añadió, murió el técnico de primera José Antonio Vilela Morales.

En el nososcomio de Utcubamaba ingresaron unos 50 heridos, entre nativos y policías, informó el presidente regional de Amazonas, Óscar Altamirano, en diálogo con Radio Capital. En tanto, el hospital de Apoyo N° 2 de Bagua colapsó por la cantidad de lesionados que ingresaron, según voceros del establecimiento de salud, en el que se reportó la muerte de un nativo por herida de bala.

Por la tarde, fuentes del hospital Santiago Apóstol de Bagua Grande informaron del ingreso de 34 heridos de bala, tres de ellos en estado grave. Mientras que funcionarios del nosocomio El Buen Samaritano de Essalud detallaron que recibieron siete baleados, entre ellos tres menores de edad que están estables.

En tanto, el Frente de Defensa del Alto Amazonas, junto con los campesinos y comunidades indígenas que cumplen una huelga indefinida en Yurimaguas con el bloqueo de vías terrestre y fluviales, evalúan trasladarse a Bagua para apoyar las protestas en el puente Corral Quemado.

Cerca de las 13:00 horas cesaron los enfrentamientos entre la Policía y los nativos y de momento se vive una tensa calma en la ciudad, informó Canal N. En tanto, corresponsales de RPP contaron que en el sector de Corral Quemado se encontraron calcinados un carro de los bomberos y una camioneta de la Fiscalía de Utcubamba. Además, revelaron, que están apareciendo cadáveres de nativos por diferentes sectores de la carretera Fernando Belaunde.