08.DIC Domingo, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

En Estados Unidos, piden legalizar la marihuana para enfrentar la crisis

Lunes 02 de marzo del 2009 | 03:44

El congresista californiano Tom Ammiano plantea crear un impuesto para el cultivo, la compra y la venta de esta droga, lo que generaría unos 14.000 millones de dólares de ingresos anuales al Estado.

De aprobarse la norma, Andrea Nagy, quien vende marihuana de manera terapéutica, aportaría al fisco. (AFP)
Compartir

Agencias/Perú21.pe. Una encrucijada. La necesidad de obtener recursos adicionales por la crisis financiera ha impulsado a sopesar la aprobación de un polémico proyecto de ley que legalizaría la marihuana en Estados Unidos.

El congresista californiano Tom Ammiano presentó un proyecto de ley creando un impuesto para el cultivo, la compra y la venta de marihuana, sobre una base de 14.000 millones de dólares de ingresos anuales.

Ammiano cuenta con el apoyo de la Organización Nacional para Reforma de Leyes de la Marihuana (NORML), que asegura que la recesión empuja actualmente a los legisladores estatales a reconsiderar las leyes sobre la droga.

La NORML trabajó estos últimos meses con los congresistas estatales, incluso de algunos muy conservadores como Texas (sur), sobre análisis presupuestales destinados a determinar en qué medida los déficits pueden ser colmados por una legalización de la marihuana.

“La marihuana por hedonismo, para uso medicinal, como planta cultivada industrialmente, y por todo su atractivo, es muy popular y debería estar gravada”, dijo el director ejecutivo de NORML, Allen St Pierre.

Según él, el proyecto de ley de Ammiano retoma las estimaciones de la NORML más conservadoras.

St Pierre estima que California podría recaudar hasta 20.000 millones de dólares por año. En este estado, quienes venden marihuana con fines medicinales pueden ganar hasta 50.000 dólares por día, según él.

OPOSICIÓN. Pero para Eric Voth, presidente del Instituto de Políticas Mundiales sobre Drogas, “la cantidad de nuevos consumidores y de quienes aumentarán su consumo por la desaparición de coacciones, le costará al sistema mucho más que lo que podría llegar a recaudar por los impuestos”.

Voth afirma que quienes apoyan la legalización le mienten a la gente ya que lo que realmente los mueve es “la legalización a cualquier precio”.

John Lovell, representante de la Asociación de Jefes de la Policía de California y de la Asociación Californiana de Oficiales de Policía de Estupefacientes, estima que el proyecto de ley no eliminará el mercado ilícito de marihuana, no dará mucho dinero y hará explotar el consumo.

Unos 115 millones de estadounidenses viven en los 13 estados donde se ha despenalizado la marihuana en distintos grados.

En Alaska (noroeste) y Denver (Colorado, oeste), la posesión de marihuana en pequeñas cantidades no está penalizada.

Tres encuestas nacionales en 2009 revelaron que gran cantidad de estadounidenses apoyan la legalización: un 40% según Rasmussen, un 41% según CBS News y un 44% según Zogby. Hace 20 años esta cifra no sobrepasaba el 20%.