25.JUN Martes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Reportaron el descubrimiento de unas huellas de dinosaurio en Áncash

Sábado 07 de febrero del 2009 | 07:21

La minera Antamina informó que, durante la construcción de una carretera en uno de sus campamentos, su personal halló un yacimiento con al menos cuatro variedades de huellas, que datarían del periodo Cretácico temprano.

Compartir

Andina. Huellas fosilizadas de dinosaurios, las cuales corresponden a al menos cuatro variedades distintas de estos reptiles, quedaron al descubierto durante la construcción de la carretera asfaltada que une el campamento de Yanacancha de la compañía minera Antamina hasta el cruce de Conococha, en el departamento de Áncash.

Se trata del yacimiento de huellas de dinosaurio más alto del planeta, al ubicarse a más de 4 mil 600 metros sobre el nivel del mar, según informó Antamina a través de un comunicado.

Cuando en el kilómetro 80 de la carretera asfaltada fueron descubiertas huellas fosilizadas de dinosaurios, el Área de Medio Ambiente de Antamina emprendió la investigación de este hecho con la participación de especialistas en la materia.

Los investigadores constataron que las huellas fosilizadas correspondían a al menos cuatro variedades distintas de estos reptiles.

Durante un estudio preliminar de limpieza del sitio, se encontró varias decenas más de pisadas de dinosaurios, rebasando, hasta ahora, más de un centenar.

Manadas de estos animales habrían cruzado una playa lodosa, a orillas de un mar hoy desaparecido, dejando las marcas de sus pisadas, que fueron rápidamente secadas y endurecidas por un sol tropical.

Posteriormente, habrían sido cubiertas por arena y más lodo, con lo que se preservaron a través del tiempo geológico, hasta que las máquinas las volvieron a exponer, esta vez al aire frío y enrarecido de las jalcas.

La edad del sitio pudo ser situada en el Cretácico temprano, alrededor de 120 millones de años antes del presente.

Una exploración cuidadosa encontró más huellas en otros lugares y también grandes cantidades de restos óseos fosilizados, algunos de ellos de dinosaurios, pero también de otros animales que habitaron la región por la misma época.

Estos últimos restos han sido examinados cuidadosamente, determinándose que entre ellos hay materiales de los grandes reptiles marinos conocidos como sauropterigios, de los que se cuenta con esqueletos notablemente enteros.

Asimismo, se ha verificado la presencia de otros reptiles como ictiosaurios (en forma de pez), cocodrilos de ramas extinguidas, pterosaurios (reptiles voladores) y tortugas, así como peces y numerosos invertebrados óptimamente conservados.

Estos últimos hallazgos suponen un nuevo récord de altitud: 5 mil metros sobre el nivel del mar, en la zona de la cordillera nevada.

Antamina alberga la esperanza de que algún día no lejano estos sitios, que hasta ahora han podido ser apreciados sólo por quienes se aventuran por esos parajes apartados, puedan ser admirados por un público más amplio, integrados a los ya impresionantes circuitos que recorren el destino turístico Conchucos.

Las investigaciones prosiguen con el apoyo de Antamina y la Asociación Ancash, obteniendo para ello el respectivo permiso ante el Instituto Nacional de Cultura (INC).

Se ha puesto en marcha un plan para la conservación de los sitios de fósiles, en coordinación con las autoridades y la población local, a fin de evitar que manos extrañas dañen este valioso legado del pasado más remoto de nuestro país.