17.NOV Sábado, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados

Se agrava la contaminación del lago Chinchaycocha en Junín

Sábado 20 de diciembre del 2008 | 08:28

Los relaves mineros de las empresas Volcan, Aurex y El Brocal afectan el espejo de agua. En los últimos 20 años, la población de aves y vegetales se ha reducido en más de 50 por ciento.

Compartir

El lago Junín o Chinchaycocha es el segundo en importancia del país después del Titicaca. Sin embargo, está más contaminado debido a los relaves mineros. Se calcula que alrededor de 80 mil hectáreas de cultivo se hallan inutilizadas por el mal estado de las aguas. Además, los comuneros de la zona han alertado sobre la muerte de sus animales y la desaparición de diversas especies endémicas del lugar.

Al respecto, César García Rondinel, biólogo de la Reserva Nacional de Junín –de la cual forma parte el lago Chinchaycocha–, sostuvo que la situación es grave porque los sedimentos de los relaves mineros provenientes de las minas Volcan, Aurex y El Brocal, ubicadas en Pasco, ya se han colmatado y no se ha hecho una adecuada remediación ambiental.
Asimismo, dijo que, con el inicio de la temporada de lluvias y con el cierre de la represa de Upamayo, las aguas contaminadas que discurren por el río San Juan regresan al espejo de agua, afectando gravemente la avifauna de la zona.

García detalló a Perú.21 que, de las 368 especies vegetales y 90 aves que existían en el lugar hace 20 años, actualmente solo hay 26 especies vegetales y 16 de aves. “Un monitoreo de Digesa arrojó recientemente que las altas concentraciones de plomo, zinc y cobre persisten en las aguas y que ello viene originando la extinción de especies como el zambullidor de Junín, cuya población se ha reducido de 1,200 a 248 ejemplares”, manifestó.

El especialista indicó que, aunque las empresas Electroandes y Electroperú han comenzado a limpiar los canales que llevan agua al lago, eso no es suficiente pues el líquido se está volviendo inservible para el uso agrícola y humano y existe el peligro de que la flora y fauna desaparezcan.

MEDIDAS. Al respecto, el presidente regional de Junín, Vladimiro Huaroc, formuló un llamado al Gobierno Central para que no se desentienda del problema y descentralice facultades a los gobiernos regionales para que se encarguen de la solución. “Actualmente, los gobiernos regionales no podemos fiscalizar a las empresas mineras. Por eso, las autoridades de todo nivel debemos hacer causa común para hacernos escuchar”, puntualizó.