25.MAY Sábado, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Un grupo de pobladores volvió a bloquear la Carretera Central

Jueves 23 de octubre del 2008 | 09:05

La Policía tuvo que retirar los palos y piedras que los vecinos colocaron sobre la vía. La Municipalidad entregó seis semáforos en la zona donde dos niños murieron atropellados hace dos días.

TENSIÓN. Un nuevo bloqueo se registró en la Carretera Central, esta vez un poco más arriba de la protesta que se registró ayer. (América TV)
Compartir

La muerte de dos niños, de siete y 10 años de edad respectivamente, tras ser atropellados por un vehículo el último martes en Ate, a la altura del kilómetro 12.5 de la Carretera Central, sigue desatando la ira de los pobladores de esta zona, que ayer bloqueron la vía y se enfrentaron a la Policía para exigir que las autoridades municipales mejoren la seguridad vial en el lugar.

Esta vez, ya no fue a la misma altura de la vía donde murieron los dos escolares, sino ahora la protesta se registró un poco más arriba, a la altura kilómetro 14.8. Esta madrugada, un grupo de vecinos y padres de familia colocó piedras y palos en la vía, también para exigir que se coloquen semáforos y un puente peatonal. La Policía tuvo que desbloquear la carretera en las primeras horas, para evitar que se repita el caos como el que vio ayer.

Los pobladores amenazaron a las autoridades con retomar al mediodía el bloqueo de la carretera, si sus reclamos no son resueltos a la brevedad, informó América TV.

LLEGAN LOS SEMÁFOROS. El gerente de Transporte Urbano de la Municipalidad de Lima, Javier Baraybar, entregó seis nuevos semáforos en la zona de San Juan de Pariachi, a la altura del kilómetro 12.5 de la Carretera Central, donde los dos niños perdieron la vida.

Luis Quispe Candia, presidente de la ONG Luz Ámbar, aseguró que la colocación de semáforos en esa vía no solo causará inconvenientes en el tránsito sino que bajo ningún concepto solucionará el problema de la seguridad vial. Además, señaló que la responsabilidad en este caso es de la comuna limeña y no del Ministerio de Transportes.