18.FEB Lunes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Boca canta victoria ante River en superclásico argentino

Domingo 22 de mayo del 2005 | 12:00

Compartir
BUENOS AIRES, Mayo 22 (AFP) -

Boca Juniors cantó victoria este domingo ante River Plate, al vencerlo 2-1 en un emocionante superclásico del fútbol argentino y hacerlo trastabillar en su afán por alcanzar al puntero Vélez Sarsfield en el Torneo Clausura-2005 de la primera división.

El delantero Marcelo Chelo Delgado marcó el gol triunfal con un magnífico derechazo de tiro libre que hizo volar el balón por encima de la barrera y lo alojó junto a un poste, lejos del alcance del arquero Franco Constanzo, a los 82 minutos.


BRGuillermo Barros Schelotto había abierto la cuenta a los 14 minutos y el empate lo estableció Luis Lucho González, a los 46, en el estadio boquense La Bombonera, colmado con 55.000 aficionados, por la decimocuarta fecha.

P


BREl entrenador boquense, Jorge Chino Benítez, admitió en rueda de prensa que "es bueno ganar un superclásico", pero advirtió que la escuadra de La Ribera "siempre debe tener fotaleza anímica".

P


BR"Todos los partidos son especiales y en todos hay que estar fuerte", dijo al ser consultado sobre el choque que se librará el jueves en Buenos Aires ante Junior, por los octavos de final de la Copa Libertadores, tras empatar 3-3 en Barranquilla.

P


BRLos espectadores ofrecieron en las tribunas otro vibrante espectáculo, al agitar decenas de banderas y cantar ingeniosos estribillos durante un partido jugado a todo ritmo y sin freno hasta el pitazo final.

P


BREl arquero Roberto Abbondanzieri salvó a su equipo del empate con dos formidables atajadas sobre la hora ante sendos remates de José Sand.

P


BRRiver se alejó a seis puntos de Vélez Sarsfield, el líder del campeonato, en tanto Boca sigue sumergido en la mitad de las posiciones, sin esperanzas de luchar por el título.

P


BRLos riverplatenses tomaron el timón del encuentro en los primeros minutos, con la determinación de no perder el paso en la vanguardia del certamen, sustentado en las proyecciones laterales del uruguayo Carlos Diogo y la criteriosa distribución de juego del volante González.

P


BROtro factor de desequilibrio para los del barrio de Núñez fue el despliegue físico en el medio campo de Víctor Zapata, pero Boca le puso un candado al cerebro de River, el volante Marcelo Muñeco Gallardo, sometido a una marca implacable del juvenil Fernando Gago.

P


BRCuando parecía que maduraba el gol de los millonarios, Boca asestó un sorpresivo mandoble, cuando un centro pasado al segundo palo fue conectado de cabeza en forma de pase por Martín Palermo, para una volea a quemarropa en la línea del área chica de Barros Schelotto, quien batió a Constanzo.

P


BRLos dos delanteros netos de la banda roja, José Sand y Ernesto Tecla Farías, estuvieron con la pólvora mojada y varias veces fallaron frente a Abbondanzieri, custodiado con eficiencia por los zagueros Rolando Schiavi y el paraguayo Claudio Morel Rodríguez.

P


BRRiver se lanzó al ataque en la búsqueda de al menos un empate para no quedar lejos del puntero Vélez, pero fue impreciso en los pases y tampoco encontró la fórmula para penetrar en una defensa que tenía casi todo bajo control.

P


BRPero cuando sólo transcurrían segundos de la segunda fase, un avance a fondo de los riverplatenses, decididos a quemar las naves, derivó en un pase cruzado al corazón del área que Abbondanzieri miraba sin reaccionar.

P


BRLa pelota le quedó servida de este modo a González, quien entró a toda carrera por el segundo palo y metió un derechazo alto, inatajable, tras superar la persecución del lateral José María Calvo.

P


BRLa batalla continuó sin dar ni pedir cuartel, con extrema concentración de ambos bandos para no perder las marcaciones, con la pelota circulando con fluidez de un arco al otro, pero sin que se prendiera un chispazo de inspiración para quebrar la paridad.

P


BRCuando el partido estaba 1-1, el volante de ataque boquense Andrés Guli Guglielminpietro tuvo en sus botines una oportunidad estupenda para desnivelar, cuando se internó sin adversarios a la vista, pero su remate se fue muy alto por encima del travesaño.

P


 

P


 

P


BR 

P