23.ABR Lunes, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Piden renuncia de Aída García Naranjo

Viernes 23 de septiembre del 2011 | 02:15

Ministra acudió el Congreso por la muerte de tres niños y la intoxicación de 86 personas que comieron alimentos del Pronaa en Cajamarca.

Compartir

En la sesión conjunta de las comisiones de Fiscalización y Salud, en la que se abordó la muerte de tres escolares y la intoxicación de 86 personas en que ingirieron alimentos del Pronaa en Cajamarca, el congresista Reber Ramírez (Fuerza 2011) pidió la renuncia de la ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Aída García Naranjo, quien acudió al Congreso por este caso.

El legislador dijo que la ministra, a cuyo sector pertenece el Pronaa, debe asumir su responsabilidad política por la muerte de estos niños. Sin embargo, previamente, García Naranjo insistió en que los alimentos que se repartieron (arroz, mezcla fortificada de cereales y leguminosas, alverja seca y anchoveta en conserva) estaban en buen estado.

Más bien, insistió en culpar al Comité de Alimentación Escolar del plantel 82311, en donde estudiaban los menores fallecidos, pese a que a las madres rechazaron haber preparado la comida en ollas con residuos de pesticida, que además no usan los campesinos de la zona.

La titular del Mimdes agregó que se trata de un hecho fortuito y cuestionó la política que aplicó el gobierno aprista en este sector, en el que -aseguro- no hubo resultados. El aprista Mauricio Mulder refutó la afirmación y pidió a la ministra que no se desvíe del tema de fondo (la muerte de niños).

“Dónde está está la responsabilidad del Estado ante los escolares fallecidos, frente a sus padres y frente a la comunidad de Cajamarca en su conjunto”, dijo Mulder tras cuestionar que ningún funcionario del despacho de la ministra haya viajado a la zona para atender la emergencia y que la misma García Naranjo haya aparecido en un acto público bailando.

Por su parte, el legislador Yonhy Lescano, dijo que este tipo de hechos no son accidentales, como dice la ministra. “El sistema de distribución de alimentos a los más pobres es perverso. No basta con ir con alimentos, entregarlos a los beneficiarios, que es una población vulnerable, porque son niños y campesinas, y con eso decir ‘ya cumplí mi deber’. Tratamos como seres de segunda clase a personas a las que debemos poner especial atención”, subrayó.

SIGUEN PESQUISAS. En un comunicado, el Ministerio Público informó que continúa investigando la causa de la muerte de los tres niños en Cajabamba y precisó que apenas se reportaron los hechos, personal de la Fiscalía fue al lugar e incautó los enseres en los que se prepararon los alimentos para su análisis, ya que la versión oficial apunta a que el recipiente en el que se lavó el arroz tenía residuos de insecticida.