25.MAY Sábado, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Aldo Mariátegui y Luis Davelouis analizan el panorama a una semana de las elecciones [Video]

Foto 1 de 5

Hora clave. El Perú se alista para dar un paso trascendental: el cuarto relevo de jefes de Estado en democracia.

Patricia Quispe

Patricia Quispe

@pquispev

A una semana de las elecciones, los analistas políticos y columnistas de Perú21 Luis Davelouis y Aldo Mariátegui auscultan la coyuntura electoral de cara a una inminente segunda vuelta y desmenuzan con irreverencia, ironía y humor las falencias de los candidatos a la presidencia.

La última encuesta de Datum señala un empate técnico entre Kuczynski y Verónika Mendoza en el segundo lugar, ¿cuál es su análisis sobre esa medición?
Luis Davelouis (L.D.): Es una foto del momento. La salida de Guzmán y Acuña ha beneficiado principalmente a Barnechea y Mendoza, es tendencia clara que ella está subiendo, que la subida a PPK le está costando muchísimo más y, en mi particular punto de vista, Barnechea ya se estancó porque se quedó sin temas. La posibilidad de que Mendoza pase a segunda vuelta crece y tendrá muchísimo que agradecerle al Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Aldo Mariátegui (A.M.): El partido se está jugando ahorita entre Mendoza y Barnechea. Los cuatro puntos que gana Mendoza vienen claramente de Barnechea, que ha tenido una semana nefasta; el ‘efecto perra’, varias cosas pueden haberla ayudado. Mendoza se ha comido a Barnechea y ahora debe estar negociando a fondo los votos de Vladimir Cerrón, los necesita como el diablo almas, está buscando eso como sea…

Muchos ven a Verónika Mendoza como un riesgo, ¿nos encontramos en una situación similar a la del 2011?
A.M.: Exacto, y hay gente que dice: “Yo iba a votar por PPK pero me voy a mandar a votar por la china, la china en prima”. Va a ser esto muy movido, escuchas de todo por todos lados y para cerrar, Internet te cambia todo, ya no es como antes que en la última semana la cosa está definida; ahora a los tres días te sueltan un video, te viralizan y te fregaron…

L.D.: Eso del silencio electoral no hay forma de manejarlo. Habrá una suerte de alianzas desesperadas. Ojalá no veamos lo del 2011, entredichos entre Toledo y PPK, aunque dudo que así sea porque la diferencia ideológica entre, por ejemplo, Barnechea y Mendoza es muy grande. No es que quien se corre de Barnechea a Mendoza lo haga porque tenga alguna afinidad con ella, o viceversa, sino por una percepción de que es más útil su voto a Mendoza para ir contra Fujimori.

¿Esta situación haría que el resultado de la primera vuelta sea más ajustado?
L.D.: Va a ser muy ajustado.
A.M.: Va a estar bien peleado, creo que el gran desplumado puede ser Barnechea.
L.D.: Después de su traspié, solito, como quien se dispara a los pies…

¿Qué le ayudó a subir a Verónika Mendoza?
L.D.: Los exabruptos de PPK, de Barnechea, el silencio casi sepulcral de la bancada de Keiko, que siente que no tiene la necesidad de comunicar nada; pero sobre todo a quien más tiene que agradecerle Mendoza es al JNE y a Julio Guzmán.

A.M.: Ojo, en el Perú la izquierda tiene teflón. A la izquierda es más difícil pegarle. A la derecha, Apra, Fujimori le dices cualquier cosa y la haces polvo; en cambio la izquierda tiene caparazón, le dices cualquier cosa y es guerra sucia, macartismo…

L.D.: Lo que dices es cierto, pero también se ha convertido en cierto en el lado de Fujimori, cualquiera que cuestiona el pasado de cosas que están probadas –porque el hombre (Alberto Fujimori) está preso– de pronto es terrorista…

A.M.: La caparazón del fujimorismo es distinta. Yo creo que ya es de curtido, de tanto puñetazo le ha salido callo; en cambio en la izquierda es una cosa como que siempre ha tenido.

¿Barnechea puede todavía recuperar lo que ha perdido? Ha presentado a su equipo de plan de gobierno, habla de juristas internacionales y ex presidentes que lo respaldan pero no dice quiénes son…
L.D.: Es que no tiene equipo, eso es claro. Le preguntaron quién sería su ministro de Economía y no tenía ningún nombre, y empezó a decir que iban a convocar a los mejores cuadros del fujimorismo y también de la izquierda, como tratando de abrir una cancha cuando no era necesario.

A.M.: Está con viejas glorias: Incháustegui, Herrera Descalzi, y tienes el tema de que el ministro de Economía es Jorge Chávez, que era hombre de César Acuña.

Keiko Fujimori sigue cómoda en su primer lugar, ¿qué tanto la puede afectar el antivoto?
L.D.: El antivoto está creciendo para todos los candidatos. ¿Cuánto antivoto puede aglutinar quien tiene 4%? Pero de pronto se pone tercero y el antivoto empieza a crecer; es el caso de Mendoza, también de Keiko…

A.M.: Eso estaba dormido, iba a salir de todas maneras.

L.D.: También ha crecido el de Alan García.

A.M.: No, García está quemado, es una moda odiarlo.

L.D.: El antivoto está creciendo, eso va a jugarle en contra a Keiko en la segunda vuelta, en la primera vuelta no le va a hacer gran cosa. El tema de la conferencia de Harvard, decir lo de la Comisión de la Verdad y reconocer algunas de las cosas que pasaron en el gobierno de su padre eran una inversión para el segundo partido de vuelta, pero algunos de los momentos que han pasado últimamente han desengañado a alguna gente.

A.M.: Hay un 20% de voto rural que se lo va a llevar Keiko, y Mendoza tal vez, y hay voto escondido claramente en Keiko y el Apra. Hay mucha gente a la que le da mucho roche votar por Alan, es como decir votar por Perochena, está mal visto, y lo mismo con Keiko…

L.D.: (Ríe) Pero explica quién es Perochena, es un personaje del hampa de hace muchos años… Y, efectivamente, en las encuestas hay un 20% que no está representado, son pueblos andinos, de frontera, de selva rural. ¿Allá quién llega? Saca tu línea cómo se va a repartir ese 20% entre los candidatos.

A.M.: Humala llegó porque tenía dinero en 2011, en los pueblitos más chicos había propaganda de Humala, pero eso cuesta mucha plata.

¿Cuál es su mayor fortaleza y su mayor debilidad?
L.D.: Creo que su mayor fortaleza es que la mujer trabaja como un ladrillo. En los últimos cinco años se ha paseado por todo el país, no necesariamente los pueblos más chiquitos, pero lo ha hecho. Creo que el voto duro fujimorista debe estar en el 20% y el 14% o 15% extra realmente es de ella.

A.M.: Para ti 20% es albertista, eso es interesante.

L.D.: De todas maneras. Pero a mí me causa muchísima duda de que alguien no pueda reconocer qué es claramente delito y lo llame errores. ‘Me cargué 600 millones de dólares’, eso no es me equivoqué, ‘se convirtió en política de Estado esterilizar un número x de mujeres’, eso no es un error, es una cosa sistemática. Si no puede reconocer ese tipo de cosas, me da mucho que pensar de ella y de su verdadera vocación democrática, sobre todo porque va a tener un Congreso que le va a ser favorable.

A.M.: Es trabajadora, tiene el gen japonés, es muy chambeadora, es una buena persona, no es su papá. La he conocido, he hablado con ella, no es su padre, no se advierte la cosa que sientes en el viejo, no es una mala persona.

En el caso de PPK parece que llegó a un techo que lo lleva a este empate técnico con Mendoza, ¿qué tendría que hacer para revertir esa tendencia?
A.M.: Comerse a Barnechea, los votos derechosos de Barnechea que no son necesariamente centroizquierda e izquierda que puede jalar Verónika. El festín es él, Barnechea. Kuczynski y Mendoza tienen que fagocitarlo, esos votos no van a ir para Keiko, es el voto útil.

¿Es prematuro, a estas alturas, decir que el candidato de Acción Popular está fuera de carrera?
A.M.: La real politik lo va a matar, yo creo que sí.

L.D.: Porque ya no hay espacio y ya no tiene ni tiempo ni plata. A ese 20% grandazo que decíamos y que no está representado, nadie va a llegar allí. Quien llegó primero fue Fujimori; quien llegó segunda, raspando, fue Mendoza.

A.M: Y, además, no darse cuenta de que su contendiente fue Verónika Mendoza. Barnechea no tuvo estrategia. No puedes decir chavista y al día siguiente disculparte; o le dices chavista o no se lo dices, pero eso del medio no funciona.

¿Ha sido esta una campaña electoral con estrategias políticas definidas?
L.D.: No. Ha sido salvar el día. Me presento pensando que los últimos cinco años no han pasado y seguimos en el 2011, es como que cortas acá, cortas allá y pegas, y de pronto continúa la campaña…

A.M.: (Ríe) ‘Nano’ Guerra García ha sido el mejor estratega cuando se encadenó en Palacio de Gobierno. Es que el JNE ha paralizado todo; la gente no ha estado pensando en la campaña, ha estado viendo los comunicados del JNE.

L.D.: Ha sido terrible y le ha hecho un daño tremendo al sistema, a la institucionalidad, a todo.

¿Fue el Jurado el responsable o el Congreso? Ambos se tiran la pelota.
A.M.: Primero el Congreso que saca esta estupidez. Me dicen que fueron Jaime Delgado, Fredy Otárola, Yonhy Lescano, fue la santa trinidad, pero luego todos votaron por esto.

L.D.: Claro, todos votaron por esta porquería.

¿Qué candidato hizo la mejor campaña en esta primera ronda?
L.D.: Creo que Keiko porque no ha hecho nada de nada, con toda honestidad.

A.M.: Keiko ha hecho lo mismo que el general Kutuzov con Napoleón: retirarse y estar tranquila.

L.D.: Ha dejado que se maten entre ellos y ha mantenido su espacio, pero eso ya se le empieza a acabar. En la segunda vuelta no va a poder hacer eso, de alguna forma es lo que hizo Castañeda, jugar al muerto.

A.M.: Agarrar la pelota, dar vueltas ¿Pitín Zegarra, no?

No hubo estrategias, ¿hubo propuestas concretas más allá del tema del gas o…?
A.M.: (Ríe) Lo que yo quiero es mi balón de gas a 12 soles, ¿cómo es posible que en la campaña nadie me haya ofrecido mi balón de gas? El Perú no es lo de antes, se ha perdido el encanto, no ha habido ninguna propuesta.

L.D.: (Ríe) Es que ya nadie se la cree. Y sí, ha sido efectivamente una campaña menos folclórica. El millón de casas de Barnechea era una cosa que no tiene ningún sentido y lo otro, que me parece trillado es que salga García y diga que va a bajar las tasas de interés cuando es absolutamente imposible.

A.M.: ¿Qué pasó con Alan en este partido?

L.D.: ¡Qué mal movió sus fichas!

¿Cuál fue su error? ¿No apostar por la renovación?
A.M.: Cornejo, Cornejo…

L.D.: (Enrique) Cornejo era. Hubiera hecho un papel espectacular porque es un gran polemista, tiene un perfil tecnocrático muchísimo mejor, no cae mal, salió muy bien parado de las elecciones municipales, sacó un respaldo muy paja y debate muy bien.

A.M.: A Lucho Castañeda lo complicó. Debate muy bien, es un gran polemista.

L.D.: Terminó ese debate y se metió diez puntos. (…) Tú ves estos cuatro candidatos que van adelante despegados del resto y pregunto: ¿no hubieras votado por Lourdes Flores sola?

A.M.: No, no, está fregado.

L.D.: Creo que ella hacía mucho mejor negocio si iba sola que aliándose con Alan García, esta vez ha hecho un pésimo negocio.

¿Quien ha perdido acá es el Partido Popular Cristiano?
L.D.: Creo que sí porque Keiko adelante, con un antivoto gigantesco; Verónika Mendoza, con el tema del chavismo, de los terrucos y de todo este miedo tonto que se mete alrededor; Barnechea que es una cáscara, que es un gas, que no hay absolutamente nada; Kuczynski repitiendo exactamente la cosa anterior; y Alan García con un pasado y un pasivo gigantescos; y ahí tienes a Lourdes Flores, que nunca ha ganado nada y nunca le ha ganado a nadie. Solo te aseguras de que no llame por teléfono a nadie y que no diga una barbaridad y se metía a la segunda vuelta.

¿Qué va a pasar con García? Él asegura que tiene 16% de respaldo pero Datum le da 3.4%.
L.D.: (Sonríe) Sí, yo escuché también en un canal que el Perú va a ir al Mundial.

A.M.: No, 8% va a sacar…

L.D.: Tienes razón, el voto escondido es una parte importante. (…) Debería dedicarse realmente a hacer partido porque es algo que no ha hecho, un verdadero líder lo que hace es eso.

Jorge Nieto afirma que ante una derrota Alan García debería renunciar y el aprista Javier Velásquez ya habla de una reorganización partidaria.
A.M.: ¿Se atreverán a matar al padre en el Apra?

L.D.: Yo lo veo bien difícil. No mataron ni a Haya cuando tenían que matarlo, no creo que nadie tenga la fuerza.

¿Alejandro Toledo debió postular con Ecoteva a cuestas?
L.D.: Sí, pero no así.

A.M.: Cómo no va a participar con ese juicio penal, tiene que blindarse. Una de las razones por las que no le han abierto proceso hasta ahora es por ser candidato presidencial, evidentemente es una táctica de supervivencia.

L.D.: Claro, es una táctica de supervivencia, pero es contradictorio. Tú ves la campaña que ha hecho y ves al tipo que parece que se estaba suicidando en cámara lenta, me ha llamado mucho la atención.

A.M.: (Sonríe) Toledo dice que habla con extraterrestres…

L.D.: En eso sí ya se malearon. Yo creo que ha hecho una campaña penosa, ha destruido un capital político que había construido, un poco por la oportunidad, un poco porque estaba por donde pasaba la pelota en el momento que estuvo en los años 2000, 2001, pero ya se lo farreó, ya se lo tomó todo.

A.M.: Yo creo que debe retirarse porque va a perder la membresía, y si algún poder político puede tener es la inscripción. Sería una tontería que siga, no va a sacar nada, va a hacer el ridículo. ¿Sabes qué?, que finja un infarto y se meta a alguna clínica y se retire, alguna tontería así.

L.D.: O que se lo lleven a Ganímedes (risas).

¿Cómo vislumbran la campaña con miras a la segunda vuelta?
L.D.: La estrategia que le ha funcionado al fujimorismo hasta ahora no le va a funcionar de ninguna manera en la segunda ronda. Ha tenido la suerte de que se están matando del segundo al quinto, entre todos. Keiko Fujimori puede pasar caleta sin entrar en la polémica, pero en una segunda vuelta…

A.M.: Va ser muy dura, muy crispada.

L.D.: Se va a convertir en un punching bag, una bolsa para que le pegues y no puede ser que no des respuesta. Entonces, la estrategia tiene que ser radicalmente diferente.

A.M.: Va a ser un partido con barro, con lluvia.

L.D.: Asqueroso, feo, con trampas, y creo que es un espacio en el que ellos (los fujimoristas) se mueven bastante bien, la verdad. Creo que va a ser un espacio en el que van a reaparecer las viejas glorias que han salido de la pantalla principal para defender determinadas posiciones.

A.M.: Con Kuczynski no sería tan duro.

L.D.: Es que Kuczynski no es tan duro, no es un gamonal pero se le escapa y se le escapa…

En esta campaña, además, no se ha visto una confrontación ideológica y las propuestas han coincidido en su mayoría.
L.D.: Justo para Perú21, con Alexandra Ames y el economista Armando Mendoza hicimos un perfil de los cinco planes de gobierno y las similitudes eran, en líneas generales, anonadantes en lo parecidas y en lo superficiales también.

A.M.: El plan de Barnechea tiene 34 páginas…

L.D.: No estaba en ese momento.

A.M.: Ni siquiera estaba, peor, de mi gas a 12 soles no ha habido ni michi.

L.D.: Ni siquiera la demagogia más barata, simplemente el ‘te tiro barro’. Debate programático no ha habido, ni los espacios para hacerlo, y cuando estos se han abierto, simplemente mandan a un representante, es como si no les importara abrir el debate programático. Vamos a tirarnos porquerías simplemente, es un muy mal mensaje de todos los candidatos al electorado.

¿Cuáles son las primeras medidas o reformas que el nuevo gobierno debería adoptar apenas asuma?
L.D.: La primera reforma a la que debería comprometerse es llamar a todos los sectores políticos y decir: “Oigan, esta porquería que nos acaba de pasar en las últimas elecciones vamos a corregirla cuando faltan cinco años, cosa que no estamos pensando en si nos van a elegir, si no nos van a elegir, cómo nos van a elegir”. El JNE era una de las pocas instituciones, con el Banco Central de Reserva, que tenían un respaldo importante en la población y ya no lo tiene, en absoluto, y eso hay que reconstruirlo porque nuestras instituciones son precarias.

A.M.: Un gran consenso para la reforma electoral, seguridad pública y reforma del Estado; son tres cosas que tienen que hacerse porque esto ya no da más.
L.D.: Sin eso estamos reventados.

¿Cómo ven el panorama de un Congreso con el fujimorismo como primera minoría y Pedro Pablo Kuczynski o Mendoza en el gobierno?
L.D.: En una situación en la que acabas de ganar puedes apalancar tu gestión con el público. Los que te acaban de elegir te han extendido una confianza que tiene un peso importante; si el fujimorismo se opone, que no se va a oponer, los echas con los medios de comunicación.

A.M.: Depende del tipo de reforma. Si te metes una cosa muy radical…

L.D.: A diferencia de la gente de izquierda, el fujimorista sí conversa, sí negocia. Entonces, yo creo que sí existe esa posibilidad de hacer esas reformas, sea quien sea el gobernante.

A.M.: Va a estar muy complicado. Más fácil es gobernar con PPK de presidente y un Congreso fujimorista…

¿El nuevo Congreso podría ser peor, mejor o igual que el actual?
A.M.: La lista de Peruanos por el Kambio no es mala, tiene gente buena. En general la lista de Lima no está mal; del Apra todos están ahí, podría ser un poquito mejor el Congreso porque la bancada de Gana Perú ha sido espantosa, muy mala. La gente de Perú Posible fue peor que esta, fue un desastre, sino que la gente se olvida, ahora hay individualidades mejores.

L.D.: Entre Carlos Ferrero saliendo a traducir a Toledo y Chespirito, perdón, Fredy Otárola, no pues.

¿Qué pasará con el PPC y con Lourdes Flores tras su alianza con el Apra?
L.D.: Personalmente pienso que Lourdes Flores pierde muchísimo porque, más allá de las coincidencias programáticas que puedas tener con tus rivales políticos, que se pueden subsanar, ella siempre persiguió en su carrera política el tema de la transparencia y la lucha contra la corrupción, y se ha juntado con gente que definitivamente no representa eso. Ella denunció a Alan García y ahora, de pronto, es su vicepresidenta y lo defiende de una forma de locos.

A.M.: Lo que creo es que si Raúl Castro es congresista se apoderará del PPC totalmente y se acaba el lourdesismo. Pero, como ha pasado en todos los partidos, y en Acción Popular, si te encuentras en el camino un caudillo que te levante el partido, este vuelve a renacer porque la política peruana es caudillaje.

L.D.: El caudillismo es muy fuerte, es un rasgo clásico de los países donde las instituciones son un adefesio. Si no tienes instituciones fuertes, tienes liderazgos fuertes que las reemplazan; tenemos que avanzar para que eso no pase más.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.