12.ABR Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Eduardo Sayas e Iván Bolaños: Dos tatuadores, dos estilos

Aprendieron este arte fuera y hoy pertenecen a un reconocido estudio limeño Zhimpa Tattoo.

Eduardo Sayas fue a Brasil, donde conoció el tatuaje. Iván Bolaños Aprendió a tatuar en España, pero llegó con técnica. (Mario Zapata)
Eduardo Sayas fue a Brasil, donde conoció el tatuaje. Iván Bolaños Aprendió a tatuar en España, pero llegó con técnica. (Mario Zapata)

EN BUSCA DEL ARTE
Biomecánica es la disciplina que estudia las estructuras mecánicas aplicadas a los seres vivos. Además, es el estilo que Eduardo Sayas practica desde hace seis años: una fusión entre los sistemas mecánicos y los seres animados.

Articulaciones de personas o animales hechos de tuercas o también pájaros y plantas hechos de metal nos revelan su estilo. Antes de tatuar, Eduardo ya practicaba este estilo, dibujando. Era diseñador en una agencia de publicidad hasta que las ansias por salir de la oficina y hacer lo que realmente le gustaba pudieron más.

Fue a Brasil para conocer un poco sobre el arte urbano y el grafiti de ese país y se quedó asombrado con el mundo del tatuaje brasileño. A su vuelta, desarrolló por completo su estilo, al ver que la biomecánica se aplicaba muy bien en las partes del cuerpo.

Lleva tatuando cuatro años en Zhimpa Tattoo. Conoció a Zhimpa, dueño del estudio, en el 2009, en la Expo Sur Lima, un evento para artistas del tatuaje que se realiza anualmente. Hoy Eduardo es uno de los tatuadores principales del estudio.

EL ARTE LLAMA
Ocho años atrás, un joven aprendiz de tatuador repasaba unas líneas en su habitación de Madrid sobre un pedazo de piel de cerdo que había comprado en el supermercado. Hoy, Iván Bolaños tiene 29 años, trabaja en Zhimpa Tattoo, uno de los estudios de tatuajes con más movimiento en Lima.

De niño no tenía idea de que sería tatuador. Estudió redes y, luego de un tiempo, partió a España. La única constante en su vida que podía predecir su futuro era el dibujo. “Salí del colegio y estudié redes, pero siempre dibujé, desde chico. Compraba mis revistas de tatuajes, pero no sabía que iba a ser tatuador”, dice Iván mientras traza con un lápiz un diseño en estilo oriental, que se va revelando como un dragón.

Su primer tatuaje se lo hizo a los 18 años. Su tío, al verlo con el dibujo en una pierna, llamó a su madre, que radicaba en España: “Iván se ha tatuado todo el cuerpo”. Años después, Iván tatuaría a su tío. Trabajó en el estudio de Jee Sayalero, uno de los tatuadores más reconocidos en Europa. Actualmente Iván trabaja sus diseños con un estilo clásico y oriental.




Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.