16.ABR Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Nadine Heredia pidió en Roma el reconocimiento a tradiciones alimentarias

Primera dama y embajadora especial de la FAO dio un discurso ante 170 expertos reunidos en la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición.

Nadine Heredia pidió en Roma el reconocimiento a tradiciones alimentarias. (AFP/Canal N)

Nadine Heredia, la primera dama del Perú y embajadora especial de la FAO, pidió en Roma “respeto y reconocimiento” a las tradiciones y hábitos de las culturas originarias en lo referente a nutrición.

La esposa del mandatario Ollanta Humala destacó el papel que cumplen los agricultores familiares, las mujeres y los indígenas para promover la biodiversidad alimenticia.

Lo hizo ante los 170 expertos internacionales reunidos en la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2) celebrada en Roma y organizada conjuntamente por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Animó a volver la mirada a las familias agricultoras, que “han venido proporcionando alimento al mundo, cuidando con cariño nuestra valiosa biodiversidad” y que son “guardianas de cultivos y técnicas ancestrales”.

Nadine Heredia recordó que son precisamente estas familias de pequeños agricultores quienes “se encuentran en los primeros puestos de desnutrición y pobreza” a pesar de que “tienen en su mano la protección de la gran despensa alimenticia del planeta”.

Pidió “apoyar desde los gobiernos a las familias y mujeres agricultoras” como una forma de “garantizar la diversidad genética de las semillas y el mantenimiento de los conocimientos tradicionales”, algo que, aseguró, puede hacerse sin dejar de lado los avances en biotecnología.

La primera dama comentó que la “tarea pendiente” del Perú está en materia educativa y pasa por “crear conciencia sobre prácticas de alimentación saludable”, especialmente entre niños y jóvenes.

Se refirió en concreto a los menores que “están expuestos a una avalancha publicitaria que esconde el uso de ingredientes artificiales como azúcares o grasas trans”.

“De poco serviría salvaguardar nuestra biodiversidad, promover los alimentos frescos y saludables si nuestros Estados no procuran crear conciencia sobre prácticas de alimentación saludable y no protegen a su población del gran negocio de la alimentación empaquetada”, subrayó Heredia Alarcón.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.